El ex viceprimer ministro Tony Tan se perfila próximo presidente de Singapur

El ex viceprimer ministro Tony Tan se perfila próximo presidente de Singapur
. EFE/Archivo

El ex viceprimer ministro Tony Tan se perfila hoy como ganador de las elecciones a la presidencia de Singapur tras una reñida pugna con su inmediato rival, Tan Cheng Bock, también ligado al partido gobernante.

La Comisión Electoral anunció un segundo recuento de los votos después de que el primero diera una ventaja de unas 8.000 papeletas a Tony Tan sobre el segundo candidato con mayor número de votos, el médico y presidente de la compañía Chuan Hop Holding, Tan Chen Bock.

Cerca del 83 por ciento de los dos 2,3 millones de electores de entre los cerca de cinco millones de habitantes de Singapur, depositaron sus papeletas en las urnas.

Tony Tan, un matemático, banquero y político de 71 años, era el candidato favorito por sus estrechos lazos con Partido de Acción del Pueblo (PAP), en el poder desde 1959, y por sus contactos en el mundo financiero.

En sus discursos Tony Tan se presentó como la persona idónea para afrontar los tiempos de crisis financiera internacional a los que se enfrenta Singapur, la economía mas dinámica del Sudeste Asiático.

«Europa y América están en crisis. No podemos permitirnos confundir los asuntos simplemente para obtener crédito político. Hay simplemente demasiado en juego en estos momentos como para entrar en juegos políticos», manifestó Tan durante la campaña.

Sus detractores critican su falta de independencia respecto al Gobierno, así como algunas decisiones durante su carrera, como la inversión de 20.000 millones de dólares (13.906 millones de euros) en un mal momento en los bancos Citigroup y USB cuando era director general de Temasek, el brazo inversor de Singapur.

Para poder presentar su candidatura Tony Tan renunció hace un mes a su puesto de ejecutivo en la poderosa compañía estatal de inversiones Temasek y al cargo de presidente del más influyente grupo de medios de comunicación, Singapore Press Holding, que ocupaba desde 2005.

El cargo de jefe del Estado es fundamentalmente ceremonial, pero está retribuido con un sueldo anual de 3,5 millones de dólares (2,4 millones de euros), por encima de muchos presidentes y primeros ministros de América y Europa.

En un día ligeramente lluvioso, los más madrugadores en la votación fueron el presidente saliente, Sellapan Ramanathan, y los aspirantes: Tony Tan, los exparlamentarios del PAP Tan Kin Lian y Tan Cheng Bock y Tan Jee Say, un antiguo funcionario cercano a la oposición.

Tan Cheng Bock, médico, y Tan Kin Lian, un ex alto directivo, se comprometieron a servir de portavoces para los ciudadanos, mientras que Tan Jee Say se mostró partidario de aumentar las políticas sociales e incluso a donar la mitad de su sueldo.

El actual presidente, conocido como N.S. Nathan y que ha ocupado la jefatura del Estado durante doce años, realizó consultas con el primer ministro y el Gobierno en privado, pero nunca comentó las políticas en público.

Las elecciones a la presidencia de Singapur de manera directa fueron introducidas en 1993, aunque esta es la primera vez que se celebra la votación ya que en las anteriores ocasiones solo hubo un candidato, que fue declarado ganador.

El presidente de la ciudad-Estado tiene un rol en gran parte simbólico y su principal función es la de asesorar al Gabinete del primer ministro sobre asuntos sociales y económicos.

La Constitución de Singapur no confiere autoridad al presidente para participar en las tareas de gobierno, aunque le otorga limitado poder para supervisar la gestión de la reserva de divisas y los presupuestos de los organismos dependientes del Estado.

Estos sufragios son vistos por los electores como una reválida para el partido gobernante del primer ministro, Lee Hsien Loong, que hace cuatro meses ganó las elecciones legislativas con los peores resultados desde la independencia de Singapur, en 1965.

En los comicios legislativos el PAP aglutinó el 60 por cientos de las papeletas, con lo que obtuvo 81 escaños del total de 87 que componen el Parlamento.

La oposición aumentó de dos a cinco sus asientos en el Legislativo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído