Terapia celular para acabar con las lumbalgias

Investigadores españoles pertenecientes a la Red de Terapia Celular del Instituto de Salud Carlos III (Red Ter Cel) han llevado a cabo una investigación que constata que el uso de la terapia celular en el tratamiento del dolor crónico de espalda (como las lumbalgias) «es una alternativa válida de similar o mayor eficacia a la actual solución quirúrgica».

El estudio demuestra que el uso de células mesenquimales autólogas (del propio paciente) en el tratamiento del dolor crónico de espalda es igual o más eficaz que las operaciones quirúrgicas que se llevan a cabo para acabar con los dolores crónicos de espaldas.

Los resultados de esta investigación se han publicado recientemente en la revista científica «Transplantation», según informa el Instituto de Salud Carlos III.

Según datos de la Dirección General de Investigación e Innovación de la Comisión Europea, el dolor lumbar es la segunda causa de baja laboral y responsable de la pérdida anual de 700.000 jornadas laborales. Afecta a 67 millones de personas en la Unión Europea, de las cuales unos 5 millones son españoles. Se estima que el 75% de la población sufre dolor lumbar en algún momento de su vida; el 90% lo supera antes de los tres meses pero en un 5-10% se cronifica.

El trabajo de los investigadores de la Red Ter Cel, pertenecientes al centro mixto Instituto de Biología y Genética Molecular Universidad de Valladolid- CSIC y al Centro Médico Teknon de Barcelona, señala que una de las causas más comunes de esta cronicidad es la degeneración del disco algo muy común a partir de los 50 años, aunque en muchos casos es asintomática. La solución más frecuente en este tipo de casos es una intervención quirúrgica para fusionar las vértebras, conocida por artrodesis.

Frente a esta alternativa, los científicos participantes en el ensayo diseñaron un estudio piloto con 10 pacientes con lumbalgia crónica con degeneración del disco lumbar diagnosticado, a los que inyectaron células madre mesenquimales autólogas (obtenidas de la médula ósea del propio paciente) seleccionadas.

Las células madre mesenquimales son células del tejido conectivo que pueden dar origen a distintos tipos celulares, segregan sustancias tróficas que estimulan el crecimiento y la diferenciación de otras células del tejido conectivo, y tienen un potente efecto antiinflamatorio.

Los pacientes fueron seguidos y evaluados durante un año, comprobándose que mostraron una rápida mejoría del dolor y la discapacidad. La eficacia, comparándola con las soluciones quirúrgicas actuales, fue similar o incluso superior, pero con la ventaja de que se trata de una intervención mucho más simple y conservadora y que preserva mejor la biomecánica de la columna vertebral.

En el momento actual, los autores de la publicación están llevando a cabo casos compasivos utilizando esta misma terapia celular.

El uso �compasivo� se refiere a un tratamiento autorizado individualmente por la Agencia Española del Medicamento cuando no se conoce un tratamiento mejor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído