Siria asegura que está cumpliendo el acuerdo suscrito con la Liga Arabe

El ministro de Exteriores y Expatriados de Siria, Walid al Moallem, ha asegurado que el país está implementando el acuerdo suscrito con la Liga Arabe, ya que ha retirado las tropas de las ciudades, ha liberado a 533 manifestantes detenidos y ha permitido la entrada de 80 periodistas.

«Siria está comprometido con la implementación del acuerdo con la Liga Arabe porque está en el interés de su pueblo», ha dicho Al Moallem en una rueda de prensa celebrada en Damasco, al tiempo que ha garantizado que el Gobierno «quiere poner fin a todo tipo de violencia independientemente de cuál sea su origen».

En la misma línea, ha reiterado la vigencia del plan de reformas políticas prometido por el presidente sirio, Bashar al Assad, así como del diálogo con la oposición, puntos incluidos en el acuerdo con la organización regional, según informa la agencia de noticias estatal SANA.

No obstante, el ministro ha matizado algunos de los puntos del acuerdo con la Liga Arabe. Así, ha explicado que el Gobierno ha sustituido a las fuerzas militares por las civiles en las ciudades porque «la defensa y protección del pueblo no es solo un derecho, también es una obligación de cualquier Estado».

En alusión a la reapertura de la sede de Al Yazira en Siria, Al Moallem ha indicado que la cadena panárabe «será bienvenida a estar en sus calles y ver lo que está pasando cuando se ajuste a la objetividad», criticando la «escalada de difamación mediática» que siguió a la firma del acuerdo.

Además, ha considerado que la implementación del plan por parte de Siria debe estar acompañada de unos mecanismos de seguridad facilitados por la Liga Arabe, como «el control de las fronteras para impedir el contrabando de armas procedentes de los países vecinos y la prohibición de las transferencias de dinero procedentes de los Estados del Golfo».

SUSPENSION DE LA LIGA ARABE

En este contexto, el ministro ha expresado su sorpresa por las declaraciones realizadas apenas dos días después de las firma del plan por el secretario general de la organización regional, Nabil al Arabi, acerca de su incumplimiento por parte de Siria.

Estas declaraciones dieron lugar a la reunión del Consejo de la Liga Arabe en el que se decidió suspender la participación de Siria en la organización regional, algo que, en opinión del ministro, demuestra que «el complot estaba predeterminado y solamente estaban esperando un pretexto para ejecutarlo».

Además, ha señalado que la decisión de la Liga Arabe de expulsar a Siria es «ilegal», ya que en contra de lo que dictan sus estatutos, se adoptó sin unanimidad, «con la oposición de muchos países», y la votación se celebró en el Hotel Cuatro Estaciones de El Cairo, no en la sede de la organización, sin invitar a la delegación siria.

A pesar de ello, ha reiterado la disposición del país a permitir la entrada del Comité Ministerial de la Liga Arabe para Siria, cuya llegada está prevista para el 16 de noviembre, que se encargará de supervisar la implementación del acuerdo.

«Damos la bienvenida a cualquier persona que quiera participar en el diálogo para ayudar al país. Confío en que las personas que están en el extranjero se den cuenta de que nuestra máxima prioridad es el interés de la patria», ha señalado.

AYUDA DE CHINA Y RUSIA

Por otro lado, Al Moallem ha confiado en que China y Rusia, aliados del país árabe, impedirán que el conflicto sirio se internacionalice, como ocurrió con Libia, en el caso de que los países occidentales planteen la cuestión en el Consejo de Seguridad, donde Pekín y Moscú tiene derecho a veto.

Así, ha asegurado que la posición de estos dos países se mantendrá, algo que han demostrado al condenar la suspensión de la participación de Siria en la Liga Arabe. «Continuarán apoyándonos en la medida en que sigamos coordinando y manteniendo discusiones», ha indicado.

Además, ha apuntado que el desgaste de la guerra en Libia, con un coste aproximado de unos 240.000 millones de dólares (176.115 millones de euros), según datos de la OTAN, ha debilitado lo suficiente a las economías europeas y estadounidense como para evitar que intervengan en otro conflicto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído