La expresidenta Arroyo, bajo custodia policial en el hospital tras recibir la orden de arresto

La Policía filipina ha entregado en la noche del viernes a la expresidenta Gloria Macapagal Arroyo en el hospital de Manila en el que está ingresada la orden de arresto emitida en su contra por un tribunal por un presunto delito de fraude fiscal, por lo que la exmandataria ha quedado de forma efectiva bajo custodia policial, informa la cadena de televisión local ABS-CBN.

Arroyo se encontraba acompañada por su marido, Jose Miguel Arroyo, y otros miembros de su familia y su antiguo gabinete en el Centro Médico Saint Luke, en la localidad de Tanguig, dentro de Gran Manila, cuando le fue entregada la orden de arresto, por lo que la expresidenta se encuentra ahora bajo la custodia del Distrito de Policía Sur, ha informado el superintendente James Bucayu, precisando que agentes la vigilan en el hospital.

Según ha precisado el responsable policial, la operación policial ha sido coordinada con el abogado de Arroyo, que no tendrá que abandonar el hospital para realizar los trámites formales de toma de huellas, sino que se llevarán a cabo este sábado en el centro.

Horas antes la Comisión Electoral filipina (Comelec) había acusado a Arroyo, al exgobernador de la provincia de Maguindanao Andal Ampatuan y al exsupervisor electoral de Maguindanao Lintang Bedol de fraude electoral, delito que no puede ser objeto de libertad bajo fianza en Filipinas. A continuación, un juez de Pasay emitió una orden de arresto contra los tres.

La ministra de Justicia filipina, Leila de Lima, ha considerado que tras la emisión de la orden de arresto contra la expresidenta la sentencia del Tribunal Supremo que permitía a Arroyo abandonar el país para recibir tratamiento médico es «discutible».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído