Sacrificio ritual en la India

Degüellan y arrancan el hígado a una niña para ‘mejorar la cosecha’

La Policía ha detenido a dos facinerosos acusados de ofrecer la vida de la menor a los dioses

Lalita Tati, que tenía 7 años, desapareció hace unos dos meses en una zona boscosa del distrito de Bijapur

La Policía india ha detenido a dos personas por degollar y extraer el hígado a una niña de siete años para ofrecerlo a los dioses y obtener así mejores cosechas.

La niña, a la que algunos medios identifican como Lalita Tati, desapareció hace unos dos meses en una zona boscosa del distrito de Bijapur, en la región de Chattisgarh (centro del país), y su cadáver fue hallado por varios aldeanos, que avisaron a los padres.

«Al principio pensamos que se trataba de un caso de asesinato por causas desconocidas o tras una posible violación, pero luego supimos que dos de sus tíos, de más de 40 años la mataron para tener mejores cosechas», dijo el superintendente del distrito, R. N. Das.

«Ambos, campesinos, fueron arrestados la semana pasada. Sabemos que degollaron a la niña y luego le quitaron el hígado, para ofrecérselo a una diosa local».

Según Das, en la zona donde se produjo el asesinato se cree que para obtener buenas cosechas es necesario realizar cada año el sacrificio de algún animal, como un pollo o un cordero, y de una chica joven cada doce años.

Hábitos tribales

En las áreas tribales de la India no son infrecuentes los sacrificios humanos y también los linchamientos de mujeres acusadas de practicar magia negra o brujería, pese a que varios gobiernos regionales han emprendido campañas de sensibilización.

Algunas corrientes de la tradición hindú, como el tantrismo, han tenido en el pasado una larga tradición -hoy casi erradicada- de rituales con sacrificios humanos, aunque siguen existiendo casos, denunciados de cuando en cuando, de asesinatos infantiles.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído