Morenés asume los «elevados riesgos» de la misión en Afganistán y garantiza que la seguridad será su «prioridad»

QALA-I-NAW (AFGANISTAN), 16 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito)

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha asegurado este lunes en la base española en Qala-i-Naw que es consciente de que la misión en Afganistán «conlleva elevados riesgos», pero ha elogiado «el esfuerzo y la dedicación» que ponen los militares españoles en sus tareas y ha garantizado que su seguridad será su «prioridad» y la de todo su Gobierno.

Morenés ha llegado a la base Ruy González de Clavijo en la segunda escala de su viaje a Afganistán, que ha comenzado esta mañana en la base de apoyo avanzado de Herat y que es su primera visita a las tropas en el exterior desde que asumiera su cargo el pasado 22 de diciembre. Con él también ha viajado el nuevo jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez.

Con esta visita, el ministro ha tenido oportunidad de conocer de primera mano la labor que desempeñan los militares españoles en el país asiático desde hace diez años, aniversario que se cumplirá el próximo 26 de enero. Además, ha podido conversar con los jefes de la fuerza en las dos provincias sobre el presente y el futuro de la misión, que debería comenzar próximamente el repliegue acordado con la OTAN y que, si se cumple lo previsto, debería completarse en 2014.

En sus intervenciones en las dos bases, Morenés ha elogiado y agradecido el trabajo de los militares españoles, pero no se ha referido en ningún momento a los plazos que maneja el Gobierno para el repliegue. Según lo anunciado por el anterior Ejecutivo, este semestre debería tener lugar la retirada del 10% del contingente –de alrededor de 1.500 hombres– y en la primera mitad de 2013 tendría que marcharse el 40%.

LA MISION MAS DURA

El ministro de Defensa ha admitido en Qala-i-Naw que la misión que desarrolla España en Afganistán, con el resto de aliados de la OTAN, es «sin duda la mas dura» de todas en las que ha participado España. En concreto, ha destacado que las operaciones tácticas y logísticas «conllevan un elevado riesgo», un riesgo que, ha dicho, «asumen» los militares «de forma natural y sin estridencias como parte inherente de su condición» de miembros de las Fuerzas Armadas. También ha elogiado su «rectitud» y su «moral» en el desempeño de sus funciones.

Morenés ha asegurado a los militares reunidos en el comedor de la base española que su seguridad es «una prioridad» para todo el Gobierno, y ha hecho hincapié en que no les puede «caber duda» de que su trabajo contribuye al prestigio y la seguridad de España, a «reforzar su papel en el orden internacional», así como a «fortalecer» la imagen de España.

Tal y como ya hiciera en la base de apoyo avanzado de Herat, el ministro ha conocido las instalaciones militares españolas en Qala-i-Naw. A su llegada, ha recibido honores militares y ha pasado revista a la fuerza, junto al JEMAD. Después, aunque no se ha realizado el tradicional homenaje a los caídos en el exterior, se ha acercado a la placa de homenaje situada en la explanada de la base en la que están grabados los nombres de los casi 100 militares y guardias civiles españoles que han perdido la vida en estos diez años de misión en Afganistán.

Posteriormente, ha mantenido un encuentro con el jefe del contingente, coronel Félix Eugenio García Cortijo, en el que también han estado presentes el JEMAD y los jefes de los Estados Mayores del Ejército de Tierra y del Aire. En esta reunión, de aproximadamente media hora, se le ha informado de los retos que deberán acometer en los próximos meses.

RUTA LITHIUM

Según han informado fuentes militares, el objetivo es que este año se concluya la construcción de la Ruta Lithium, que une la capital, Qala-i-Naw, con la localidad del norte de Bala Murghab, cuya base está en manos de Itala. Esta carretera, de 107 kilómetros, circula muy próxima a la frontera oeste de Afganistán y está siendo financiada con fondos españoles.

A lo largo de la ruta se van situando puestos avanzados, que garantizan la seguridad que permita el avance de la construcción. En la actualidad, permanece una compañía en el puesto de Ludina. El objetivo, según han indicado las fuentes, es que los militares italianos comiencen a proporcionar la seguridad del avance desde el norte al sur, de manera que este mismo año se encuentren militares españoles e italianos en Mangan y se complete así la ruta.

Mientras tanto, según han indicado las citadas fuentes, es posible que los militares españoles se impliquen también a partir de marzo en el avance de la otra ruta que une Qala-i-Naw con Bala Murghab, más al oeste, la Ring Road, que es financiada por Estados Unidos.

Hasta ahora, los españoles han avanzando hasta la localidad de Darra-i-Bum, en cuyas proximidades se encuentra también un puesto avanzado, pero una empresa turco-norteamericana pretende continuar en marzo la construcción del recorrido que va desde aquí al norte, en cuya seguridad podrían trabajar los españoles, ya que los militares estadounidenses están retirándose de la provincia de Badghis.

Entre Qala-i-Naw y Darrai Bum hay otro puesto avanzado, en Muqur, del que en cuestión de días se retirarán los norteamericanos, de manera que quedaría otra vez en manos de militares españoles, con los que se encuentran efectivos del Ejercito Nacional Afgano.

Según han indicado fuentes militares, las condiciones de seguridad del valle del Murghab, por el que discurre la Ring Road, son muy complicadas, lo que dificulta la construcción. Por el momento, se está priorizando la construcción de la ruta Lithium.

MILITAR AFGANO HERIDO

Morenés ha aprovechado también para conocer el hospital de la base y su visita ha coincidido con el aviso desde Ludina de la llegada de un militar afgano herido a ese puesto avanzado que, según han indicado, se habría disparado a sí mismo. Desde esta base, se ha contactado con Qala-i-Naw para informar de que se necesitaría contacto con el personal para una intervención quirúrgica con apoyo de telemedicina.

Además, el ministro ha conocido el material con el que cuentan los militares y ha recibido todo tipo de detalles de los vehículos RG31, los que cuentan con un mayor blindaje ante artefactos explosivos improvisados. Los periodistas han acompañado al ministro en su visita, en la que se ha interesado por los detalles del trabajo de los militares españoles y de sus medios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído