Los presuntos responsables de las explosiones en Bangkok serían «asesinos»

Los tres presuntos responsables de las explosiones que se registraron en Bangkok el martes serían posiblemente «asesinos y no terroristas», según ha informado al diario británico ‘The Guardian’ un alto cargo de las fuerzas de seguridad tailandesas.

«El objetivo exacto de los ataques está siendo investigado, pero estamos mirando ‘quién’ era el objetivo del ataque más que la opción de un ataque terrorista general contra una gran ciudad o una concentración de personas», ha dicho esta fuente bajo condición de anonimato.

«Si es un intento de asesinato, podría ser contra las Fuerzas Armadas, los señores de la droga o diplomáticos. Tenemos que descubrir a quién intentaban asesinar», ha agregado.

Asimismo, ha señalado que las nacionalidades de los sospechosos están aún por confirmar. «Tienen pasaportes y documentos iraníes, pero no hemos concluido que sean de hecho iraníes, por lo que estamos mirando con detalle este caso», ha apuntado.

De momento, la Policía tailandesa ha detenido a dos hombres de nacionalidad iraní, que junto a un tercero habrían alquilado la vivienda donde se produjo la primera explosión.

Uno ha sido identificado como Seid Moradi, que fue detenido en la casa ya que perdió una pierna a causa de la explosión y la otra le tuvo que ser amputada en el hospital. El otro fue detenido en el aeropuerto internacional de Bangkok, mientras que el tercero se cree que ha huido a Malasia.

Interrogado por la prensa local, el secretario general del Consejo Nacional de Seguridad, Wichean Potephosree, ha descartado que las explosiones estén relacionadas con el libanés Artris Hussein, detenido el mes pasado por la Policía por poseer artefactos explosivos.

Israel ha atribuido a Irán la autoría de la cadena de explosiones en Bangkok y los ataques contra sus Embajadas en India y Georgia. Esta información confirmaría potencialmente la posición de la República Islámica, que ha recalcado que no está vinculado de ninguna manera a los ataques.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast ha argumentado que estas explosiones podrían ser obra de los agentes de los servicios de Inteligencia de Israel (Mossad), que, ha apuntado, suelen estar detrás de este tipo de «actos terroristas».

Un total de cinco personas resultaron heridas en las explosiones. La primera ocurrió en un almacén de armas oculto en una casa alquilada, la segunda en una carretera cercana y la tercera por el lanzamiento de una granada contra una patrulla y un taxi.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído