Las maniobras surcoreanas elevan la tensión con Pyongyang en el Mar Amarillo

Las maniobras surcoreanas elevan la tensión con Pyongyang en el Mar Amarillo
. EFE/Archivo

Corea del Sur realizó hoy maniobras con fuego real en la conflictiva frontera marítima con el Norte, lo que ha elevado la tensión tres días antes de que Pyongyang y Washington retomen, por primera vez tras la muerte de Kim Jong-il, los contactos dirigidos a reanudar el diálogo nuclear.

Los ejercicios de artillería, que duraron dos horas, tuvieron lugar a escasos kilómetros de la Línea Límite del Norte (NLL) que divide a las dos Coreas en el Mar Amarillo (Mar Occidental), confirmó a Efe un portavoz de Defensa.

Armados con obuses autopropulsados, cañones Vulcan, morteros y helicópteros de ataque Cobra, los militares realizaron 5.000 rondas de disparos muy cerca de las islas de Baengnyeong y Yeonpyeong, donde un millar de residentes fueron traslados a zonas seguras durante las operaciones.

Las Fuerzas de Corea del Norte permanecieron en máxima alerta durante el ejercicio, que finalmente se desarrolló sin incidentes dentro de aguas territoriales sureñas, indicaron fuentes militares surcoreanas, que tampoco observaron movimientos inusuales en el país comunista.

Las operaciones con fuego real se llevaron a cabo pese a que un día antes Pyongyang había amenazado con «despiadados ataques» en caso de que Seúl violase sus aguas territoriales en lo que denominó «una provocación militar premeditada».

En respuesta, las autoridades militares en Seúl advirtieron hoy de que devolverán cualquier «golpe» de Corea del Norte en virtud de la «legítima defensa», al tiempo que insistieron en que en todo momento se ha mantenido una «estrecha vigilancia» sobre las Fuerzas Armadas norcoreanas, según la agencia local Yonhap.

Pyongyang no reconoce el trazado de la Línea Límite del Norte, establecida por la ONU tras el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea en 1953, y las aguas fronterizas han sido escenario de numerosos conflictos de diversa gravedad, como el ataque norcoreano a la isla surcoreana de Yeonpyeong en 2010.

El 23 de noviembre de ese año Corea del Norte lanzó sobre esa isla unas 170 rondas de artillería que acabaron con la vida de dos civiles y dos militares, en el primer ataque directo a territorio vecino desde la guerra de hace seis décadas.

Seúl «no debe olvidar la lección de Yeonpyeong», advertía ayer Corea del Norte, que justificó su ataque de 2010 como un acto de «legítima defensa» al alegar que Corea del Sur había disparado sobre sus aguas durante unas maniobras.

En paralelo al ensayo con fuego real de hoy, las fuerzas militares combinadas de Corea del Sur y EEUU realizan esta semana un ejercicio rutinario antisubmarino en el Mar Amarillo orientado a contrarrestar hipotéticos ataques norcoreanos.

Estas maniobras, que se desarrollan desde hoy hasta el viernes, coincidirán con el tercer encuentro de la ronda de contactos sobre desnuclearización entre EEUU y Corea del Norte el próximo jueves en Pekín, en la primera cita entre autoridades de ambos países desde la muerte en diciembre de Kim Jong-il.

Tras mantener en 2011 dos reuniones en Nueva York y Ginebra sin resultados tangibles, Washington y Pyongyang tratarán de nuevo de llegar a un acuerdo que permita reanudar las conversaciones a seis bandas orientadas al desarme nuclear de Corea del Norte.

Este proceso, que implica a las Coreas, EEUU, China, Japón y Rusia, permanece estancado desde abril de 2009, cuando Pyongyang abandonó las negociaciones unilateralmente tras un supuesto ensayo de misiles.

Las partes involucradas se han esforzado desde 2011 en reanudar las conversaciones a seis bandas, pero las posturas de Corea del Norte, y de EEUU y sus aliados siguen alejadas.

El régimen comunista de Pyongyang, que a cambio de abandonar las armas nucleares espera obtener concesiones que le permitan mejorar su economía en constante crisis, ha solicitado repetidamente la reanudación del diálogo sin condiciones previas.

Corea del Sur y EEUU, por su parte, exigen al país ahora liderado por Kim Jong-un, hijo menor de Kim Jong-il, acciones que muestren su compromiso de desnuclearización, como desmantelar su programa de enriquecimiento de uranio y permitir la entrada al país de los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Por Atahualpa Amerise

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído