EEUU niega que su función sea recabar datos meteorológicos

Los restos de un satélite norcoreano podrían caer sobre Japón

También podría afectar a otros países como Corea del Sur, Filipinas e Indonesia

Los restos de un satélite norcoreano podrían caer sobre Japón
Lanzamiento de un cohete. EFE

Estados Unidos ha advertido de que los restos del satélite meteorológico que Corea del Norte pretende lanzar a mediados del mes de abril de 2012 podrían caer sobre territorio japonés y herir a sus ciudadanos.

El asistente de la Secretaría de Defensa para Asuntos de Seguridad en Asia-Pacífico Peter Lavoy ha explicado que existe la posibilidad de que los restos del aparato caigan sobre el principal archipiélago de Japón o sobre la prefectura de Okinawa.

«Podría provocar heridos», ha dicho Lavoy ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kiodo.

No obstante, Lavoy ha apuntado que el lanzamiento también podría afectar a otros países como, Corea del Sur, «por supuesto», Filipinas e Indonesia, aunque en estos dos últimos casos es complicado detallar el lugar del impacto debido a su condición archipielágica.

Corea del Norte pretende lanzar entre el 12 y el 16 de abril de 2012 el ‘Kwangmyongsong-3’ (‘Estrella Brillante’), un satélite destinado a recabar datos meteorológicos para impulsar el desarrollo de sectores económicos como la agricultura con motivo del centenario del nacimiento del fundador del país, Kim Il Sung.

A pesar de las explicaciones de Pyongyang, Estados Unidos y Corea del Sur sospechan que el lanzamiento encubre unas nuevas prácticas con misiles de largo alcance que, como ha señalado también Japón, supondrían una violación de las resoluciones de Naciones Unidas.

La Casa Blanca ha advertido de que también supondría una violación del acuerdo alcanzado en febrero de 2012 entre ambos países, por el que Pyongyang se ha comprometido a suspender sus programas de enriquecimiento de uranio y de misiles de largo alcance y a permitir el acceso de los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) al complejo de Yongbyon, a cambio de que Washington envíe 240.000 toneladas de ayuda humanitaria.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído