Chen está «a salvo» en Pekín, tras escapar del arresto, y lanza un llamamiento al Gobierno en vídeo

Chen está "a salvo" en Pekín, tras escapar del arresto, y lanza un llamamiento al Gobierno en vídeo
El abogado ciego Chen Guangcheng. EFE/Archivo

El abogado ciego Chen Guangcheng, uno de los disidentes más famosos de China, está «a salvo» en Pekín, tras escapar del arresto domiciliario, y ha difundido un vídeo en internet en el que pide al Gobierno chino que cese el hostigamiento a su familia.

«Estoy cien por cien seguro de que Chen se encuentra a salvo en Pekín en un lugar seguro», dijo a Efe por teléfono Bob Fu, presidente y fundador de la asociación de derechos humanos China Aid, con sede en Estados Unidos.

Preguntado sobre si la Embajada de EE.UU. ha ofrecido ayuda al disidente, como indican algunas informaciones, Fu dijo que está en contacto con la legación y que espera saber mañana hasta dónde está dispuesta a colaborar en este caso.

Contactada por Efe, la Embajada estadounidense en Pekín declinó por el momento hacer declaraciones al respecto.

Antes de su fuga, Chen grabó un vídeo en el interior de su casa en el que pide al Gobierno chino que investigue a los agentes y fiscales provinciales que han cometido abusos contra él y su familia y que cese el hostigamiento, según muestra la grabación, colgada en el portal de información china en internet «Boxun».

«Una sociedad que se construye sin justicia social, no tiene futuro», recuerda Chen, de 40 años al régimen comunista.

El vídeo, de casi una hora de grabación casera y con subtítulos en inglés, muestra cómo Chen y su mujer filman a los guardias que vigilan la finca y narran el asedio al que les someten.

Además de agradecer la ayuda prestada por sus «amigos», tanto chinos como extranjeros, el abogado declara que el Partido Comunista chino (PCCh) sabe que lo que hace «es inmoral y viola la ley».

Haciendo alusión a otros conocidos disidentes, como el artista Ai Weiwei, un gran aficionado a Twitter, se muestra convencido de que, gracias a las redes sociales, «la gente tiene una oportunidad de alzar la voz. Ahora es casi imposible controlar la información».

«En estas circunstancias -continúa Chen- tenemos que hacer un boicot y exponer y denunciar todas las acciones vergonzosas llevadas a cabo por los intolerantes del PPCh».

El abogado invidente se escapó de su casa la noche del pasado domingo, ayudado por varios amigos que le llevaron a un lugar seguro fuera de la provincia de Shandong (centro), donde se encuentra su vivienda, explicó a Efe el fundador de China Aid.

Una de las personas que condujo a Chen hasta la capital china es He Peirong, quien, al parecer, ha sido detenida esta mañana por la policía en su casa en la ciudad de Nanjing (centro), indica China Aid en su página web.

Chen no ha salido de China porque, según Fo, el deseo del abogado es «luchar hasta el final por tener una vida normal como cualquier otro ciudadano del país».

Por otro lado, Chen Kegui, sobrino del abogado y que vive cerca de la casa del activista, también se refirió a la desaparición de su tío en declaraciones a China Human Rights, con sede en Hong Kong, según confirmó hoy esta ONG a Efe.

En una grabación difundida en internet, Chen Kegui explica entre sollozos que, tras ser alertado por su madre, salió a la calle, donde había numerosos agentes de policía sitiando la casa de su tío que agredieron a él y a su familia y se llevaron a su padre, hermano mayor del desaparecido abogado.

El enfrentamiento entre las autoridades y Chen comenzó en 2005, cuando el abogado sacó a la luz los programas de abortos y esterilizaciones forzadas llevados a cabo por las autoridades chinas contra campesinos en su provincia como parte de la política de «hijo único» vigente en el país.

Su caso alcanzó especial dimensión internacional el pasado 15 de diciembre, cuando el actor estadounidense Christian Bale intentó visitarle sin éxito ayudado por un equipo de la cadena de televisión CNN.

Grupos de derechos humanos han pedido en diversas ocasiones la liberación de Chen, varias veces propuesto al Nobel de la Paz, junto con otros abogados de derechos humanos como Gao Zhisheng.

Él y su familia permanecían retenidos sin cargos en su casa de Dongshigu, jurisdicción de Lingyi (provincia oriental de Shandong), desde septiembre de 2010, cuando fue liberado tras cuatro años de condena por alteración del orden público.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído