Dos atentados suicidas contra peregrinos chiíes en Taftán causan otros 22 fallecidos y decenas de heridos

Carnicería en un ataque terrorista de los talibán contra el aeropuerto de Karachi

El grupo de 10 terroristas se infiltró por la terminal carga y de peregrinos, al parecer cortando la valla que rodea el recinto

Pakistán lleva una década luchando contra la insurgencia talibán que ha extendido sus operaciones desde las zonas tribales fronterizas con Afganistán hasta las principales ciudades del país

El balance de fallecidos en el ataque perpetrado este domingo, 8 de junio de 2014, en el Aeropuerto Internacional Jinnah de Karachi ha ascendido a 26 –entre ellos diez terroristas–, en medio de las afirmaciones del Ejército de que todos los atacantes han muerto a manos de las fuerzas de seguridad.

El portavoz del Servicio de Relaciones Públicas del Ejército, Asim Bajwa, ha indicado que los terroristas «fueron confinados en dos áreas y eliminados», al tiempo que ha asegurado que en la operación se han incautado numerosas armas y municiones.

Entre los fallecidos hay siete agentes de la Fuerza de Seguridad Aeroportuaria, uno de Pakistan International Airlines y otro de la Autoridad de la Aviación Civil. El décimo fallecido es un policía que murió tras intentar interceptar a uno de los terroristas suicidas.

Las primeras informaciones apuntan que el ataque fue perpetrado por un grupo formado por entre ocho y diez atacantes, que lanzaron varias granadas dentro de la terminal, tras lo que se desencadenó un tiroteo.

En el marco de los enfrentamientos se han registrado tres potentes explosiones, una de ellas en los talleres del aeropuerto, y un total de tres aviones –uno de ellos de una compañía extranjera– han resultado dañados.

Asimismo, el citado diario ha señalado que las informaciones disponibles apuntan a la presencia de terroristas suicidas en el grupo de atacantes que se ha infiltrado en el aeropuerto, que ha suspendido todas las operaciones y ha evacuado al personal y a los pasajeros presentes en la terminal.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha contactado ya con el responsable de seguridad de la zona, Rizwan Ajtar, y le ha ordenado garantizar la seguridad de todos los pasajeros del aeropuerto.

Un portavoz de los Rangers de Pakistán, una fuerza paramilitar dependiente del Ministerio del Interior cuya función es mantener la seguridad en zonas de conflicto, ha asegurado que los terroristas portaban «armas y municiones indias». Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del asalto.

Pakistán lleva una década luchando contra la insurgencia talibán que ha extendido sus operaciones desde las zonas tribales fronterizas con Afganistán hasta las principales ciudades del país, incluida Karachi.

Hace tres años, hombres armados tomaron durante casi veinte horas la base naval de Mehran, con el resultado de 10 empleados muertos y dos aviones destruidos.

Ayer mismo al menos 22 personas murieron y decenas más han resultado heridas en un doble atentado suicida perpetrado contra peregrinos chiíes en Taftán, en el oeste del país, cerca de la frontera con Irán

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído