Al fallecimiento del antidisturbios Isidro Gabino Sanmartín se une el del subinspector Jorge García Tudela

Un segundo policía español muere en el ataque talibán en Kabul

Todo el personal de la Embajada española en Afganistán ha sido evacuado

Tres talibanes perecieron en el ataque en el interior de la legación: dos abatidos por militares y un tercero suicidándose

Dos policías españoles han muerto en el ataque suicida lanzado este viernes por los talibanes junto a la Embajada de España en Kabul, capital de Afganistán.

Los fallecidos son Isidro Gabino Sanmartín Hernández, destinado en la UIP (Unidad de Intervención Policial, antidisturbios), y el subinspector Jorge García Tudela son los fallecidos, según ha informado el Ministerio del Interior.

Desde que se consiguió repeler el ataque, las autoridades trataron sin éxito de localizar al subinspector García Tudela. Llamaron en repetidas ocasiones a su teléfono móvil, el aparato daba señal pero no contestaba nadie. Esta circunstancia hizo temer a sus compañeros sobre su estado de salud.

Todo el personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, han sido evacuados tras una intervención que se ha prolongado durante varias horas.

Al menos diez personas, entre ellas los dos policías españoles y cuatro agentes afganos, murieron y otras nueve resultaron heridas en el ataque talibán en Kabul, al que las fuerzas de seguridad pusieron fin tras casi 12 horas de enfrentamientos.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a León para reunirse con la familia del policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, y a continuación viajará a Granada, donde visitará a los familiares de Jorge García Tudela, añade el comunicado.

REACCIÓN OFICIAL

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a León para reunirse con la familia del policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, y a continuación viajará a Granada, donde visitará a los familiares de Jorge García Tudela, añade el comunicado.

La confusión rodeó el atentado perpetrado por los talibanes en el área de Sherpor, en la que se concentran embajadas y edificios gubernamentales. Inicialmente, el Ministerio de Asuntos Exteriores indicó que el objetivo del ataque era la legación diplomática española en la capital afgana.

Posteriormente, sin embargo, Rajoy aseguró: “Todos, cualquier país occidental, podemos ser objeto de un ataque terrorista. Pero lo que parecía una mala noticia, esta vez no ha sido así. No era un ataque contra nosotros, sino contra una casa de huéspedes próxima”.

El presidente comentó más tarde que en esa casa suelen alojarse estadounidenses.

Rajoy trató de lanzar un mensaje de tranquilidad y aseguró que el personal de la Embajada española en Afganistán se encontraba bien; añadió que no creía que hubiese víctimas españolas, pero al término del mitin tuvo que corregirse a sí mismo para anunciar que, según el Ministerio del Interior, en el ataque había muerto un policía: Isidro Gabino Sanmartín Hernández.

El fallecimiento del subinspector Jorge García Tudela se conoció a primera hora de este sábado.

LOS CAÍDOS

El subinspector de la Policía Nacional Jorge Garcia Tudela, residente en Granada, ha muerto esta madrugada como consecuencia del atentado terrorista, con lo que se eleva a dos la cifra de víctimas mortales, según informa el ministerio del Interior.

El otro fallecido en el atentado talibán contra una casa de huéspedes extranjera cercana a la legación diplomática española fue el policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández, de 48 años, quien murió el viernes por la tarde, agregó el ministerio en un comunicado.

La noticia sobre el atentado la confirmaba el propio presidente del Gobierno en un mitin a última hora de la tarde en Orihuela (Alicante). Una hora antes, el líder del PP ofrecía una información totalmente errónea: que el agente español estaba herido y que «no era un ataque contra nosotros, sino contra una casa de huéspedes próxima».

El primer mensaje del candidato Rajoy contradecía la primera información oficial que se supo desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, que informó de que los talibanes atentaron contra la legación diplomática española en Kabul. Sin embargo, en una inusual comparecencia pública del presidente del Gobierno,Rajoy ofrecía un pronóstico totalmente opuesto a la realidad:

«Todos, cualquier país occidental, podemos ser objeto de un ataque terrorista. Pero lo que parecía una mala noticia, esta vez no ha sido así».

Apenas una hora después de las desafortunadas palabras del candidato, Mariano Rajoy tuvo que enmendarse a sí mismo y dar la fatídica noticia al término del mitin.

«El ministerio del Interior pone en conocimiento de los españoles que en el ataque del que hemos hablado antes un policía ha muerto. Desde aquí nuestro cariño, nuestro sentimiento y nuestro amor por él y por todos sus compañeros. Muchas gracias».

EL ASALTO Y EL TIROTEO

El asalto a la Embajada española comenzó sobre las 17.55 hora local (14.25, hora española) en el área de Sherpor, en la que se ubican diversas representaciones extranjeras y edificios gubernamentales.

Los terroristas entraron dentro de la legación, pese a que no tiene ningún distintivo exterior, y obligaron a la decena de personas que estaba dentro, entre personal español y afgano, a refugiarse en el interior de los dos búnkeres dispuestos para defenderse.

Según testigos, los atacantes explosionaron un coche bomba en los aledaños de las instalaciones. En principio, tal como confirmaron los propios terroristas, el objetivo era la casa de huéspedes aledaña a la embajada, siguiendo un método habitual en los ataques perpetrados en la ciudad, en busca de asesinar a ciudadanos extranjeros, en su mayor parte diplomáticos o miembros de las fuerzas de seguridad. Al parecer en esa construcción se alojaban habitualmente soldados estadounidenses.

Sin embargo, al percatarse de que no había gente en este lugar, se inició el asalto al edificio de la embajada a cargo de fuerzas americanas y de la Policía afgana.

«Tras una explosión en un coche, algunos atacantes suicidas entraron en una casa de huéspedes cerca de la embajada de España. Las fuerzas especiales han llegado al área y la zona ha sido acordonada», ha dicho el jefe de Emergencias del Ministerio de Interior, Homayoon Aini.

Fue este operativo militar el que rescató a las personas que se mantenían ocultas, abatiendo a dos de los talibanes antes de asegurar definitivamente la zona.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído