Pyongyang anuncia que la prueba fue ordenada personalmente por Kim Jong-un dos días antes de su cumpleaños

La ‘bomba H’ de Corea del Norte es 3.000 veces más potente que la de Hiroshima

La explosión rovocó un terremoto de 5,1 grados al norte del país

La 'bomba H' de Corea del Norte es 3.000 veces más potente que la de Hiroshima
Kim Jong-un con los militares de Corea del Norte. CN

Ninguna explosión ha logrado superar a la "bomba del zar", una bomba de hidrógeno de 50 megatones, el equivalente a 50 millones de toneladas de TNT, probada por la Unión Soviética en octubre de 1961

Corea del Norte ha afirmado haber realizado con éxito este 6 de enero de 2016 su primer ensayo de bomba de hidrógeno, mucho más potente que la atómica, mostrando que el régimen sigue con su programa nuclear pese a la prohibición de la comunidad internacional.

El anuncio fue acogido con un gran escepticismo por especialistas y suscitó condenas inmediatas en el mundo. Corea del Sur «condenó con fuerza» el ensayo.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, habló de «grave desafío» y la Casa Blanca prometió una reacción apropiada a las «provocaciones» norcoreanas.

Existen, sin duda, motivos suficientes para preocuparse: la bomba de hidrógeno, o «bomba H», es el arma más poderosa actualmente disponible en el planeta. Es más, ninguna explosión ha logrado superar a la «bomba del zar», una bomba de hidrógeno de 50 megatones, el equivalente a 50 millones de toneladas de TNT, probada por la Unión Soviética en octubre de 1961.

El misil fue unas 3.000 veces más poderoso que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, la primera de la historia jamás empleada en un conflicto bélico.

No solo eso: 50 megatones es también una potencia 100 veces superior a lo que se considera el límite alcanzable con el proceso de fisión nuclear empleado para las bombas nucleares más convencionales.

«En contraste, la potencia que se puede alcanzar con la fusión nuclear (el proceso detrás de las bombas de hidrógeno) básicamente no tiene límites», ha explicado a BBC Mundo el Dr. Matthias Grosse Perdekamp, que imparte una clase sobre armas nucleares y control de armas en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

¿Fisión o fusión?

En proceso de fisión de las llamadas bombas atómicas, como las de Hiroshima y Nagasaki, los núcleos de los átomos se dividen en átomos más pequeños para liberar energía.

Los científicos solo han logrado realizar el proceso por un número limitado de veces, lo que significa que la energía que puede liberarse tiene un límite: los 500 kilotones.

Por el contrario la fusión, el proceso clave detrás las bombas de hidrógeno, es el proceso inverso: los núcleos de los átomos se unen para formar núcleos más grandes.

Y este proceso puede realizarse infinitas veces, por lo que teóricamente no hay límites en la potencia que se puede alcanzar. Sin embargo, la fusión nuclear es además un proceso mucho más complejo ya que es necesario controlar también el proceso de fisión.

«Básicamente cada bomba de fusión incluye también una pequeña bomba de fisión, La energía nuclear liberada en la fusión tiene el mismo origen que la energía que sostiene la vida en la Tierra: la energía del sol», concluye Grosse Pederkamp.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído