La obsesión de Kim Jong-Un es conseguir un cohete que llegue hasta EEUU

El tirano gordito de Corea del Norte desafía a Trump e intenta sin éxito lanzar un nuevo misil

El gobierno surcoreano asegura que el nuevo intento balístico de los comunistas de Pyongyang fracasó estrepitosamente

El tirano gordito de Corea del Norte desafía a Trump e intenta sin éxito lanzar un nuevo misil
Kim Jong-un y los misiles de Corea del Norte. KN

Putin desafía a Trump y afirma tener al 'Padre de todas las Bombas'

El régimen norcoreano de Kim Jong-un desafía nuevamente a Estados Unidos. La dictadura comunista intentó lanzar sin éxito un nuevo misil este domingo 16 de abril de 2017.

Este nuevo y patético patinazo llega un día después de que las tropas norcoreanas desfilaran por las calles de Pyongyang celebrando el nacimiento de Kim Il-sung y mostrando un supuesto nuevo misil (Putin desafía a Trump y afirma tener al ‘Padre de todas las Bombas’).

«Corea del Norte intentó lanzar un misil no identificado esta mañana cerca de la región de Sinpo (este) pero se cree que ha fracasado», informó un comunicado del estado mayor de la región sur del ejército de Corea del Sur.

Los militares prometen más detalles sobre el lanzamiento en las próximas horas. El Comando Pacífico de Estados Unidos, por su parte, dijo haber detectado el lanzamiento a las 11.21 horas (hora de Hawai), según Dave Benham, un portavoz de dicho comando, que coincidió en que falló.

Jim Mattis, el secretario de Defensa de Estados Unidos, asegura que el presidente Trump, el videpresidente Pence y la cúpula militar ya están informados sobre el nuevo intento norcoreano.

La región de Sinpo ya ha sido utilizada como escenario del desafío a Occidente. A inicios de abril, otro misil había sido probado en esa misma zona justo cuando se preparaba una reunión de los líderes de China, Xi Jinping, con Donald Trump, presidente de Estados Unidos, para discutir el hostil programa armamentístico de Corea del Norte.

Las tensiones entre Corea del Norte y el Gobierno de Trump han aumentado notablemente en los últimos días. La Casa Blanca hizo una clara advertencia al régimen de Kim Jong-un después de bombardear al Gobierno sirio de Bachar el Asad el pasado 7 de abril.

Un par de días después, el Pentágono movilizó al portaviones Carl Vinson a las aguas de la península de Corea.

El buque de guerra con capacidad y propulsión nuclear es uno de los mayores de la flota estadounidense y desplaza a 6.000 militares y 90 aviones y helicópteros.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que se encuentra de viaje a Corea del Sur, ha sido informado del lanzamiento fallido y etsá contacto con el presidente Trump.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído