Sentencia del consejo de ancianos

Condenan a la niña a ser violada, para castigar la violación perpetrada por su hermano

La propia familia de la muchacha la entregó para que se ejecutara la sentencia del grupo de ancianos

Condenan a la niña a ser violada, para castigar la violación perpetrada por su hermano
Miedo, violencia y violación. PD

La violación fue perpetrada por el hermano mayor, de la adolescente que había sido forzada sexualmente por su hermano

Brital y además cotidiano. La única novedad es que en esta ocasión ha saltado a los medios de comunicación y que el espanto de lo ocurrido a forzado a las ‘piadosas’ autoridades musulmanas del país a actuar, aunque sólo sea para cubrir las apariencias.

La policía pakistaní ha detenido a los 25 miembros del consejo tribal de un suburbio de Multan, en la región del Punyab, por haber ordenado la violación de una adolescente de 16 años.

La bestial sentencia fue la respuesta de la yirga a la queja planteada por un joven porque un primo suyo había violado a su hermana, una niña de 12 años. El agraviado fue el encargado de cometer la violación y aún no ha sido detenido.

La primera violación se produjo el pasado día 16 de julio de 2017; la segunda, al día siguiente, después de que la propia familia entregara a la menor para que se ejecutara la sentencia del consejo.

Ambas familias presentaron sendas denuncias ante la policía el día 20, pero hace sólo tres días que las autoridades tomaron cartas en el asunto, al haber recurrido al Centro de Violencia de la Mujer de la ciudad ante la inacción policial.

Fue durante los interrogatorios a las familias cuando salió a la luz el papel del consejo de ancianos en el asunto.

Shahbaz Sharif, máxima autoridad de la provincia del Punyab, anunció la suspensión de todos los agentes de la comisaría correspondiente por negligencia. Tanto las víctimas como sus madres respectivas se encuentran en un centro de protección de mujeres, donde debían recibir la visita de Sharif.

El Tribunal Supremo también ha solicitado un informe sobre el caso, que recuerda al especialmente notorio ocurrido en el 2002.

Entonces la adolescente Mujtaran Mai sufrió una violación en grupo ordenada también por un consejo tribal para purgar el crimen supuestamente cometido por un pariente. Mai tuvo el valor de recurrir a los tribunales para denunciar su caso, aunque eso le supusiera verse repudiada socialmente.

La mayoría de las jóvenes violadas acaban suicidándose por vergüenza. Seis hombres fueron condenados a muerte por sus actos, aunque cinco de ellos fueron liberados a raíz de la apelación. Mai se convirtió en una activista por los derechos de la mujer en Pakistán.

«¿Qué podemos hacer, en nuestro pueblo las disputas se arreglan así?», explicó Mohamed Bilal, de 25 años, miembro de la familia de la adolescente violada.

En Pakistán se mantiene viva la costumbre de recurrir a la justicia rápida (y, a juzgar por los resultados, nada reflexiva) de las denominadas yirgas o panchayats, de la que forman parte los más ancianos de la tribu.

Muchos lugareños prefieren este sistema a la complicada y corrupta justicia ordinaria. Este tipo de consejo es tolerado, aunque no reconocido en la mayor parte de un país de 200 millones de habitantes.

«Otro consejo tribal en el sur del Punyab Multan y otra chica violada. Seguimos estando en el 2002», escribió Mujtaran Mai en su cuenta de Twitter.

  «Si hubiera alguna justicia en el panchayat tendrían que haber disparado al violador. ¿Por qué castigar a una chica inocente en su lugar?».

En el subcontinente indio es habitual entregar a mujeres, a menudo niñas, o castigos contra ellas para solventar disputas familiares o como compensación por delitos cometidos por hombres, una práctica conocida como vani.

En uno de los casos más sonados, 13 menores de entre 4 y 16 años de un mismo clan fueron entregadas para ser casadas con hombres de otra familia en el centro del país y así resolver una disputa entre dos tribus por un homicidio en el 2012.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído