Ingirió cianuro en su celda de seguridad mientras esperaba a ser interrogado

Un científico nuclear norcoreano se suicida con veneno tras ser entregado por los chinos al tirano Kim Jong-un

El desertor, que fue detenido en noviembre de 2017 en la ciudad china de Shenyang y enviado a Pionyang

Un científico nuclear norcoreano se suicida con veneno tras ser entregado por los chinos al tirano Kim Jong-un
Kim Jong-un YT

Un investigador del sector nuclear de Academia Estatal de Ciencias en Pionyang que fue detenido el pasado 4 de noviembre de 2017 en la ciudad china de Shenyang junto con un grupo de científicos norcoreanos y enviado a Corea del Norte el 17 del mismo mes, se ha suicidado tras ingerir veneno en su celda.

«Se suicidó pocas horas después de haber sido colocado en confinamiento aislado en el Departamento de Seguridad Estatal en la ciudad de Sinuiju», cerca de la frontera con China, asegura la fuente de RFA, que se expresó bajo condición de anonimato.

«Murió antes de haber sido interrogado sobre los motivos de su huida, sobre quién le había ayudado y cuál era su ruta de fuga».

Según la misma fuente, el desertor norcoreano se tomó vacaciones y fue a visitar a sus familiares, que viven cerca de la frontera, sin avisarlos y sin documentos válidos para viajar.

«Cuando supo que las autoridades lo estaban buscando, simplemente desapareció».

Fuentes de alto nivel de Corea del Norte han identificado a un desertor como Hyun Cheol Huh, de unos 50 años, aunque la fuente de RFA dice no saber «si este era su nombre real o no».

«En general, la Seguridad del Estado usa números o nombres falsos cuando se refiere a personas importantes [bajo su custodia]».

Por algún motivo, el desertor no reveló que era científico nuclear cuando fue detenido por la policía de China.

«Si el gobierno de China hubiera sabido que lo era, habrían deseado a conocer que sabía y nunca lo habría repatriado».

Funcionarios de seguridad norcoreanos ahora están investigando como el desertor sobrepasó río Tumen y llegó a China, uniéndose a otros desertores.

La tensión internacional en torno al programa nuclear de Corea del Norte se reactivó a finales de noviembre, cuando Piongyang, tras dos meses y medio de relativa tranquilidad, realizó una prueba de su misil balístico intercontinental Hwaseong-15.

Este nuevo tipo de misil voló durante 53 minutos, alcanzó una altura de 4.475 kilómetros y cubrió una distancia de 950 kilómetros.

Tras su exitosa prueba, Corea del Norte anunció que el Hwaseong-15 puede llevar una ojiva nuclear y es capaz de alcanzar cualquier parte del territorio estadounidense.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído