CRIMEN Y CASTIGO

El matón quita el móvil a la chica y se lleva una patada en las pelotas que queda turulato

El tipo ni se podía imaginar lo que se le venía encima. La ve despistada, frágil, pequeñita y sola, recostada en la pared del Metro y le manga el teléfono móvil. Se estará arrepintiendo todavía el grandullón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído