CRIMEN Y CASTIGO

Un pirómano japonés rocía con gasolina un estudio de animación y causa 33 muertos

Un pirómano japonés rocía con gasolina un estudio de animación y causa 33 muertos
Incendio intencional en un estudio de animación de Japón: al menos 12 muertos. PD

Un facinerosos que merece que lo asen vivo, como ha hecho él con tres decenas largas de desventurados.

Ya va por 33 el número de fallecidos en el incendio provocado este jueves en un famoso estudio de animación de Kioto. Según informa la agencia de noticias Kyodo, el fuego fue causado por un hombre de 41 años que gritaba «¡Morid!» mientras rociaba un líquido inflamable por el edificio-

El incendio se desató cuando un sujeto no identificado de 41 años entró a los estudios de Kyoto Animation y arrojó un líquido inflamable por una razón aún desconocida.

En el interior del edificio, de tres plantas, se encontraban unas 70 personas.

 

Se trata de la peor matanza de las últimas décadas en Japón, uno de los países más seguros.

Cruel ironía de la vida, ha coincidido con el anuncio de una nueva reducción de la criminalidad durante el primer semestre de este año, que iba a acabar como el menos violento desde el final de la II Guerra Mundial.

El presidente de Kyoto Animation, Hidaeki Hatta, la empresa había recibido amenazas de muerte por correo electrónico que había comunicado a sus abogados.

«No decimos que recibamos mensajes de protesta a diario, pero ha habido muchas amenazas de muerte que han llegado vía e-mail».

La tragedia ha sobrecogido a la sociedad nipona, donde los seguidores del «anime» han expresado su consternación y solidaridad con las víctimas y sus familias.

Para ayudar a las víctimas, en internet ya se ha organizado una colecta que a las pocas horas había recaudado 220.000 dólares (196.000 euros), y cuyo objetivo era llegar al medio millón (445.000 euros).

En Japón, donde este tipo de masacres no son frecuentes, los incendios intencionados con resultado de muerte están castigados con la ejecución. La horca aguarda a un hombre que mató así a 16 personas en Osaka en 2008. A la espera de descubrir el móvil, ese puede ser también el destino del detenido por esta matanza que ha conmocionado a todo un país y a su popular industria de animación.

El responsable ha quedado bajo custodia en un hospital, a la espera de ser interrogado por la policía de Kioto. Cerca de 40 camiones de bomberos tuvieron que trasladarse al lugar de los hechos para apagar las llamas.

La firma, con unos 160 empleados, fue creada en 1981 y produce películas de cine y programas de anime para la televisión. Entre sus producciones se encuentra la serie K-ON!!, Violet Evergarden, Free o La melancolía Haruhi Suzumiya.

 

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído