El jefe del Partido Comunista de Wuhan, Wang Zhonglin, dijo que la amenaza de un repunte sigue siendo alta

Alarma en Wuhan: el Gobierno pide a los ciudadanos mantenerse en sus casas pese al supuesto control del coronavirus

Alarma en Wuhan: el Gobierno pide a los ciudadanos mantenerse en sus casas pese al supuesto control del coronavirus

El epicentro mundial del coronavirus vuelve a encender las alarmas.

Las autoridades de Wuhan, China, ha advertido a los residentes mantenerse vigilantes y evitar salir de sus casa, lo que ha representado todo un suceso debido a que según los últimos datos informados, la pandemia se estaba controlando al mostrarse una disminución de los nuevos casos en el país y ningún nuevo caso en la ciudad.

Fue en la capital de Hubei donde surgió el virus en diciembre de 2019, pero las dudas por las estadísticas oficiales de muertos y enfermos, han vuelto a ponerse sobre el tapete, ya que China dice haber contenido la epidemia con restricciones draconianas que han paralizado el país durante dos meses y prácticamente han cerrado la segunda economía más grande del mundo, mientras ahora informan de esta nueva prohibición.

La Comisión Nacional de Salud informó el viernes de 31 nuevos casos, en comparación con los 35 del día anterior, lo que supone un descenso considerable desde el punto álgido de la crisis en febrero. Todos menos dos de los nuevos casos estaban relacionados con viajeros procedentes del extranjero. El número total de infecciones en el continente, que excluye a los pacientes asintomáticos, asciende ahora a 81.620, mientras que el número de muertes aumentó en cuatro, a 3.322. En todo el mundo, el número de casos ha superado el millón, con al menos 52.000 muertes.

Beijing ha animado a las industrias del país a volver a trabajar a medida que la epidemia se va calmando, con la esperanza de una rápida recuperación tras un primer trimestre que, según muchos analistas, supondrá una profunda contracción para la economía de China.

Sin embargo, las autoridades siguen preocupadas por el riesgo de una segunda oleada de infecciones. El jefe del Partido Comunista de Wuhan, Wang Zhonglin, dijo que la amenaza de un repunte de la epidemia de coronavirus en la ciudad seguía siendo alta y ordenó a los residentes que evitaran salir de sus casas a menos que fuera necesario hacerlo.

Pero no es el único caso, Beijing también ha prohibido indefinidamente la entrada de extranjeros al país para frenar los casos de viajeros procedentes del extranjero, aunque ha fletado aviones para repatriar a los ciudadanos chinos en países con brotes graves.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído