La creatividad ayuda a cumplir las medidas de precaución sin eliminar la diversión infantil

Sombreros de helicópteros o cubículos de papel: La fórmula china para mantener el distanciamiento en las aulas

El uso de mascarillas, limpieza extrema y controles de temperaturas también están implementados en todos los centros educativos

Sombreros de helicópteros o cubículos de papel: La fórmula china para mantener el distanciamiento en las aulas
Sombreros de helicópteros en China PD

Con el anuncio de la puesta en marcha de las ‘medidas de desescalada’ del confinamiento, los españoles se muestran preocupados por la seguridad de sus hijos con la próxima vuelta al colegio.

Como está siendo común en la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, se buscan soluciones e ideas en países que ya estén en procesos más avanzados. China es uno de ellos.

En el gigante asiático han apostado por fórmulas innovadoras que, aunque parecen un juego, ayudan a mantener constantemente la distancia recomendada de seguridad. Por ejemplo, en la escuela primaria en la ciudad china de Hangzhou no solo se utiliza de forma obligatoria la mascarilla, sino que también los niños llevan sombreros de cartón con alas en los laterales que miden 1,5 metros.

Aunque la mayoría buscan recrear la forma de un helicóptero, también los hay con formas de animales o de aviones. Sin embargo, la decoración no es lo importante, sino que sean útiles para mantener a los niños distanciados unos de otros.

El diario chino ‘The Paper’ mostró la vuelta al colegio de los estudiantes de noveno grado a la escuela de secundaria Luwan, en Shanghai. No llevan sombreros, pero entre los pupitres hay una distancia de más de dos metros.

Antes de entrar a las aulas, el personal del centro toma la temperatura a cada alumno. Al terminar la clase, otra toma de temperatura y el personal de limpieza desinfecta toda la sala.

La misma escena se repite en otra escuela de secundaria en la ciudad de Hohhot, en la región de Mongolia Interior. Allí hay cámaras termográficas en todo el edificio.

Dentro de las aulas, se han colocado mamparas individuales para separar unos pupitres de otros. Durante el recreo y la pausa del almuerzo, hay supervisores voluntarios que se encargan de que los críos y adolescentes cumplan la distancia social.

En los colegios de la ciudad de Guang’an, en la provincia de Sichuan, los alumnos directamente se protegen los rostros con viseras de plástico. Y no pueden juntarse en grupos de más de tres personas.

En la provincia de Qinghai se han repartido por las escuelas 11 millones de mascarillas, 13.000 termómetros digitales y 1.054 médicos supervisarán estos días a los alumnos durante el comienzo de las clases.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído