Pekín se aprovechará de "los desesperados gobiernos occidentales" para paliar el efecto económico del COVID-19

China y su obcecación con el petróleo venezolano: qué seis amenazas supone

Evan Ellis, uno de los máximos expertos sobre el rol del régimen chino en América Latina, advierte de las peligrosas aspiraciones del régimen comunista

China y su obcecación con el petróleo venezolano: qué seis amenazas supone
Xi Jinping PD

China podrá ‘desangrar’ a América Latina.

Evan Ellis, uno de los máximos expertos sobre el rol del régimen chino en América Latina, advirtió de los peligrosos planes de Pekín para paliar el efecto económico del COVID-19 a través de las riquezas de Latinoamérica.

Ellis, ante la comisión de Revisión Económica y de Seguridad EEUU-China del Congreso estadounidense, enumeró las principales seis amenazas para el continente.

1. Un avance económico depredador de China, logrado a través de una estrategia mercantilista que involucra la coordinación estatal, prácticas injustas y robo de tecnología;

2. El uso de incentivos económicos y otras formas de coerción para silenciar las críticas y hacer que los gobiernos se comporten de manera que la beneficien;

3. Un apoyo económico a los regímenes anti-estadounidenses, permitiendo indirectamente sus actividades criminales y sus contribuciones a la inestabilidad regional;

4. El despliegue de redes de comunicación y seguridad que potencialmente dan a Beijing acceso a los datos de los líderes de las naciones asociadas, las empresas y los ciudadanos;

5. El suministro de una alternativa al comercio y préstamos de Occidente, haciendo que los gobiernos de la región se sientan menos inclinados a apoyar a los Estados Unidos; y

6. Un compromiso de seguridad que fortalezca las capacidades de la República Popular China, incluyendo la calidad de sus sistemas de armas, la capacidad de sus fuerzas, y su capacidad de operar globalmente contra los Estados Unidos en un futuro conflicto”, declaró Ellis ante la comisión del Congreso norteamericano.

Ellis advirtió que, en América Latina, China ha ampliado rápidamente su posición e influencia en las dos últimas décadas mediante los préstamos y las inversiones.

“El comercio de China con la región ha crecido de 12.000 millones en 2000 a 278.000 millones en 2017″, afirmó.

“Aunque la República Popular China llama a sus compromisos “win- win” (ganar-ganar), es mejor caracterizarlos como ‘China primero’, dejando que los Estados Unidos y la región asuman las consecuencias y recojan los pedazos”, dijo.

Venezuela

“En Venezuela, desde 2008 hasta el presente, los bancos chinos proporcionaron más de 62.000 millones de dólares en préstamos a los regímenes populistas de izquierda de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, apoyándolos mientras sus regímenes expropiaban empresas occidentales, fomentaban actividades subversivas y delictivas en la región, desmantelaban la democracia en el país y administraban tan mal la economía que más de 5 millones de venezolanos han huido”, declaró Ellis.

Y señaló que China ha recuperado todo lo prestado a Venezuela, excepto unos 19.000 millones, gracias al control del bombeo del petróleo venezolano utilizado para reembolsarse a sí misma.

“No obstante, como la República Popular China hizo la vista gorda a los homólogos venezolanos corruptos que autorizaron la obra, incluidos los proyectos de infraestructura abandonados, las fábricas de automóviles y electrónica que producían pocos productos y la compra de electrodomésticos para los partidarios políticos, el país no tiene casi nada que mostrar por lo que gastó”, lamentó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído