Las tensiones entre el gigante asiático y EEUU crecen tras la acusación de espionaje a Pekín

Xi Jinping ordena a las tecnológicas chinas alinearse con los intereses del régimen

El presidente persigue una cohesión absoluta en su enfrentamiento con Estados Unidos

Xi Jinping ordena a las tecnológicas chinas alinearse con los intereses del régimen
Xi Jinping PD

Xi Jinping ordenó a las empresas tecnológicas chinas alinearse con los intereses del régimen.

El líder del régimen indicó cuáles deberán ser sus prioridades en el marco del enfrentamiento comercial y geopolítico que el régimen mantiene con los Estados Unidos.

Jinping se reunió con las principales compañías del sector y les pidió que alineen sus intereses con las necesidades del estado.

Junto al jerarca del Partido Comunista Chino (PCC) estuvieron las 25 principales figuras tecnológicas del país, entre los que figuraban Chen Zongnian, CEO de Hikvision, una empresa sancionada por Washington que se dedica a la video vigilancia y es propiedad del régimen.

Además, había fabricantes de chips, procesadores y conglomerados industriales, de acuerdo al diario South China Morning Post, propiedad de Jack Ma, dueño de Alibaba.

“Xi les pidió que fueran patrióticos e innovadores”, según publicó el medio basado en Hong Kong.

Jinping también les recordó sus deberes. “El patriotismo es la gloriosa tradición de los emprendedores destacados de nuestro país en los tiempos modernos”. “El mercadeo no tiene fronteras, pero los emprendedores tienen una madre patria”, remarcó en lo que pareció una advertencia velada.

Otros de los presentes fueron, Zhou Zixue, director de Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC); Chen Tianshi, de Cambricon Technologies; Yin Zhiyao, CEO de Advanced Micro-Fabrication Equipment, así como también representantes de la industria automotriz y robótica.

Las empresas chinas tienen una alta participación estatal.

Por ley, todas aquellas que tengan constituido un directorio deben mantener en la junta a un miembro del PCC quien puede controlar todos los movimientos de la compañía y disponer de todos sus datos, incluso acceder al de sus clientes.

Esa es una de las máximas preocupaciones que observan las democracias occidentales que cada vez ponen más reparos en la adopción de tecnología que responda al régimen.

La tensión entre los Estados Unidos y China creció, luego de que el Departamento de Estado norteamericano anunciara que Pekín debería cerrar el consulado de Houston.

La medida se tomó por la preocupación que despierta en la administración de Donald Trump el sistemático robo de información y patentes que producen compañías chinas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído