La decisión judicial tensa aún más las relaciones entre Pekín y Ottawa

China condena a muerte a un canadiense por fabricar una droga

La justicia ordenó la confiscación de todas las propiedades del acusado

China condena a muerte a un canadiense por fabricar una droga
Xu Weihong PD

El Tribunal Popular Intermedio de Cantón anunció la sentencia a pena de muerte al ciudadano canadiense Xu Weihong por elaboración de drogas.

El tribunal añadió que también se le confiscarían todas sus propiedades, al igual que a Wen Guanxiong, a quien se condenó a cadena perpetua en el mismo caso.

En un comunicado, la corte ha señalado que los dos acusados habrían reunido los ingredientes y las herramientas necesarias para fabricar ketamina en octubre de 2016.

Una sustancia que, posteriormente, habrían almacenado la droga en la vivienda de Xu en el distrito de Haizhu, en Guangzhou.

Las fuerzas de seguridad confiscaron 120 kilos de la droga tras una redada en la vivienda.

Un portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin, dijo a la prensa que este caso “no debería tener consecuencias en las relaciones entre China y Canadá”. Sin embargo, el vínculo bilateral es cada vez más tenso.

La relación se complicó tras la detención de Meng Wanzhou, directora financiera de la empresa tecnológica china Huawei, el 1 de diciembre de 2018 a petición de Estados Unidos por una supuesta violación de las sanciones a Irán.

Pocos días después, las autoridades chinas detuvieron a los canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig por presuntas «actividades que ponen en peligro» la seguridad nacional del país asiático.

El pasado mes de junio, la Fiscalía de Dandong, en la provincia nororiental china de Liaoning, presentó cargos contra los dos canadienses de «recopilar, proveer y vender secretos de Estado a fuerzas extranjeras».

Por otro lado, el pasado mes de mayo, una jueza canadiense dictaminó que el proceso de extradición a Estados Unidos de Meng Wanzhou puede seguir adelante.

Mientras que Meng se encuentra en libertad condicional en su mansión de Vancouver a la espera que los tribunales canadienses decidan la solicitud de extradición de Estados Unidos, Spavor y Kovrig están en paradero desconocido en China y no se han hecho públicos detalles sobre su caso.

Estos casos, a su vez, se enmarcan en una pugna entre Pekín y Washington por la supremacía digital, y China cree que el arresto de Meng es parte de la estrategia de Estados Unidos para desprestigiar y tratar de contener a Huawei como empresa puntera global.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído