Los manifestantes liberaron al expresidente Almazbek Atambayev y están debatiendo la formación de un ejecutivo provisional

La oposición asalta el Gobierno de Kirguistán en un inesperado golpe de Estado

Una persona murió y 590 resultaron heridas en las protestas contra los resultados de las elecciones parlamentarias.

La oposición asalta el Gobierno de Kirguistán en un inesperado golpe de Estado
Kirguistán PD

Radical cambio en el escenario político de Kirguistán.

Los grupos de la oposición tomaron el poder del país control de los edificios gubernamentales en la capital durante las protestas por las elecciones parlamentarias que vio a partidos cercanos al presidente proruso Sooronbay Jeenbekov obtener grandes victorias en medio de acusaciones de campañas masivas de compra de votos.tras hacerse con el

El golpe de Estado tensa el panorama para Rusia, ya que es un país estratégicamente importante de Asia Central.

Jeenbekov dijo que el país, que alberga una base aérea rusa y una gran mina de oro controlada por Canadá, se enfrenta a un intento de golpe de Estado. Sin embargo, ordenó a las fuerzas de seguridad que no abran fuego contra los manifestantes.

Una persona murió y 590 resultaron heridas en los disturbios de la madrugada, dijo el Gobierno. La oposición dijo que había liberado a Almazbek Atambayev, un expresidente encarcelado por cargos de corrupción, y que ya estaba discutiendo la formación de un gobierno provisional.

Junto con Atambayev, un acérrimo rival de Jeenbekov, dos exprimeros ministros y dos exlegisladores fueron liberados de la cárcel, informaron los medios.

No estaba claro qué cargo, si es que lo hay, recibirá Atambayev. Por su parte, Jeenbekov, el presidente en funciones, no dio muestras de ir a abandonar del poder, aunque se informó que la comisión electoral central había anulado los resultados de las elecciones del 4 de octubre.

La crisis, que recuerda a las revoluciones que vieron a los presidentes derrocados en 2005 y 2010, será observada de cerca por Rusia, que mantiene una base militar en la república sin salida al mar de 6,5 millones, y la vecina China.

La embajada de Moscú en Bishkek pidió “una solución legal” a la crisis. “Garantizar la seguridad de los ciudadanos, la estabilidad interna debe ser una prioridad”, agregó.

Los políticos de la oposición, entre ellos un ex primer ministro y varios líderes del partido, dijeron que habían formado un “consejo de coordinación” para restaurar la estabilidad y “volver al estado de derecho”.

El consejo emitió un comunicado en el que criticaba a Jeenbekov por no cumplir con la promesa de proporcionar igualdad de condiciones para los partidos que compiten en la votación.

El ministro del Interior Kashkar Junushaliyev no se presentó a trabajar el martes, dijo un portavoz del ministerio, diciendo que Kursan Asanov, un político de la oposición y antiguo alto cargo de seguridad, había asumido el cargo de ministro del Interior en funciones.

Por su parte, la oficina de Jeenbekov ha insistido en que la situación en el país está bajo su control, mientras que el presidente acusó a “varias fuerzas políticas” de intentar tomar el poder.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído