La excolonia británica ha vivido su peor crisis política desde su retrocesión a Pekín en 1997

China aumenta la represión y detiene a uno de los máximos líderes de la democracia en Hong Kong

Joshua Wong afirmó en las protestas contra el régimen de Xi Jinping que “continuaremos luchando por la libertad”

China aumenta la represión y detiene a uno de los máximos líderes de la democracia en Hong Kong
El activista Joshua Wong PD

China sigue aumentando la represión contra la democracia en Hong Kong.

El activista Joshua Wong, una de las figuras más destacadas del movimiento prodemocracia de Hong Kong, y otros dos militantes fueron detenidos tras declararse culpables por su papel en unas manifestaciones de 2019.

Desde el año pasado, la excolonia británica ha vivido su peor crisis política desde su retrocesión a Pekín en 1997, con protestas casi diarias para denunciar la influencia de China en la región semiautónoma.

A pesar de la magnitud de la movilización, con manifestaciones de más de un millón de personas, el ejecutivo de Hong Kong, alineado con el régimen de Pekín que comanda Xi Jinping, no ha hecho ninguna concesión sobre la cuestión crucial del sistema de votación.

Y las autoridades respondieron con una fuerte represión del movimiento prodemocracia.

Wong, de 24 años, está procesado junto con otros dos conocidos disidentes, Ivan Lam, de 26 años, y Agnes Chow, por una manifestación celebrada frente a la sede de la policía de Hong Kong el 21 de junio de 2019, unos diez días después de que estallara el movimiento de protesta.

“Continuaremos luchando por la libertad, y ahora no es momento de inclinarnos ante Pekín y rendirnos”, añadió Wong, que en el verano de 2014 se convirtió en el rostro visible del “Movimiento de los paraguas”.

“No nos arrepentimos”, señaló por su parte Ivan Lam.

Lanzando huevos y pintando grafitis, los manifestantes vandalizaron la sede de la policía y varias comisarías de barrio, reclamando una investigación independiente de la supuesta “violencia” cometida por las fuerzas de seguridad.

Wong se declaró culpable de incitar y organizar una reunión ilegal. Lam se declaró culpable de incitación y Agnes Chow, de 23 años, se declaró culpable de incitar y participar en la manifestación.

Los tres activistas fueron puestos en prisión preventiva en espera del anuncio de la decisión del tribunal el 2 de diciembre.

Esto significa que es casi seguro que reciban una sentencia de prisión. El tribunal al que se recurra no podrá imponer penas superiores a tres años de prisión.

Con 13 años, Wong participó en un movimiento de protesta contra una línea de alta velocidad para conectar Hong Kong con China continental.

En 2011 participó en la fundación de Scholarism, un grupo estudiantil que se puso al frente del combate -que se saldó en victoria- contra la introducción de clases de patriotismo chino. Con 15 años incluso llegó a hacer huelga de hambre bajo las ventanas del gobierno local.

Lam y Chow también estuvieron involucrados en este movimiento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído