Pekín repudia el frente común en su contra de Washington y Tokio y lo califica de "injerencia"

Mensaje a China: ‘EEUU está dispuesto a defender a Japón incluso con armas nucleares’

Las críticas vertidas por el presidente Joe Biden y el primer ministro Yoshihide Suga a la situación de los derechos humanos en Xinjiang, así como las objeciones a las ambiciones soberanistas chinas, han molestado especialmente a los jerarcas comunistas

Mensaje a China: 'EEUU está dispuesto a defender a Japón incluso con armas nucleares'
EEUU, Japón y China. PD

Joe Biden es muy diferente a Donald Trump, pero la política exterior de un país serio no cambia fácilmente ni está a expensas de los vaivenes electorales.

Las autoridades estadounidenses han subrayado que están dispuestas a proteger a Japón incluso con armas nucleares en el marco del Tratado de Cooperación y Seguridad Mutua firmado por los dos países en 1960.

Lo subraya un comunicado de la Casa Blanca difundido este 16 de abril de 2021, tras las recientes conversaciones del presidente de EEUU, Joe Biden, con el primer ministro japonés, Yoshihide Suga.

«Juntos nos comprometemos a demostrar que las naciones libres y democráticas, trabajando juntas, son capaces de abordar las amenazas mundiales del covid-19 y el cambio climático, al tiempo que resisten los desafíos al orden internacional libre y abierto basado en normas».

EEUU y Japón se comprometieron a «mejorar la capacidad de disuasión y respuesta en consonancia con el entorno de seguridad cada vez más desafiante, a profundizar la cooperación en materia de defensa en todos los ámbitos, incluidos el ciberespacio y el espacio, y a reforzar la disuasión extendida».

Asimismo, consideran que algunas de las actividades de China en la región del Indo-Pacífico «son incompatibles con el orden internacional basado en normas» y amenazan su «paz y estabilidad».

Entre las actividades de Pekín calificadas como desafíos, el comunicado mencionó las acciones en el mar de la China Meridional así como los problemas en Hong Kong, Xinjiang y Taiwán.

Los líderes de ambos países también reafirmaron su compromiso con la desnuclearización completa de Corea del Norte. Los jefes de Estado instaron a Pyongyang a cumplir con los compromisos en el marco de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Un caza F A-18F Super Hornet de la Marina de EE.UU. vuela sobre el Monte Fuji, en Japón.

La respuesta de China

El Gobierno chino ha declarado su repulsa a las conclusiones del encuentro mantenido este viernes entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, en el que ambos líderes resolvieron la creación de un frente común para superar los «desafíos» que representa Pekín y sus intereses en la región del Asia-Pacífico.

«Estos comentarios han ido mucho más allá del ámbito del desarrollo normal de las relaciones bilaterales. Son perjudiciales para los intereses de terceros, para el entendimiento mutuo y la confianza entre los países de la región y para la paz y la estabilidad de Asia-Pacífico», ha lamentado la Embajada de China en EEUU a través de un comunicado.

Las críticas vertidas por ambos líderes a la situación de los derechos humanos en China – ejemplificada en las denuncias de ONG internacionales de abusos contra la minoría uigur en Xinjiang -, así como las objeciones a las ambiciones soberanistas de Pekín, ha molestado especialmente al Gobierno chino.

«Taiwán, Hong Kong y Xinjiang pertenecen a los asuntos internos de China. El Mar de China Oriental y el Mar de China Meridional se refieren a la integridad territorial y los derechos e intereses marítimos de China. Estos asuntos guardan relación con los intereses fundamentales de China y no permiten interferencias», de acuerdo con la nota.

Asimismo, China ha aprovechado para criticar la decisión de Japón de vertir las aguas del reactor de la planta nuclear de Fukushima, destruida durante la catástrofe sísmica de 2011. «El desafío más urgente para la seguridad de esta región es la decisión unilateral de Japón de descargar las aguas residuales radiactivas de Fukushima en el océano», de acuerdo con la Embajda.

«La decisión es extremadamente irresponsable y dañará gravemente los intereses inmediatos de los países y pueblos de la región. Si EEUU y Japón todavía son conscientes de la salud y la seguridad de las generaciones futuras de países de la región, incluidos ellos mismos, deberían tener precaución en cuanto al tratamiento de las aguas residuales radioactivas», según la nota.

Te puede interesar

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído