Se trata de unos datos que habían desaparecido de la base de datos científica el año pasado cuando empezaron las investigaciones

Un científico de EEUU rescata 13 de las 200 secuencias del COVID que China eliminó “sospechosamente”

Jesse Bloom las encontró mientras buscaba archivos almacenados en la nube de Google

Un científico de EEUU rescata 13 de las 200 secuencias del COVID que China eliminó “sospechosamente”
Instituto de Virología de Wuhan PD

Un investigador estadounidense encontró una evidencia científica que podrá ayudar vincular al COVID con los laboratorios de China.

Jesse Bloom aseguró que, mientras buscaba archivos almacenados en la nube de Google, logró recuperar hasta 13 secuencias del coronavirus que habían desaparecido de la base de datos de forma misteriosa el año pasado.

Según el diario The New York Times, hace aproximadamente un año, las secuencias genéticas de más de 200 muestras del virus de los primeros casos de COVID-19 en Wuhan (China) desaparecieron de una base de datos científica en internet.

Ahora, al conectar archivos almacenados en la nube de Google, un investigador en Seattle (Estados Unidos) afirmó que ha recuperado 13 de esas secuencias originales, lo que añade datos para discernir cuándo y cómo el virus pudo haberse propagado desde un murciélago u otro animal a los humanos.

El nuevo análisis refuerza las teorías de que una variedad de coronavirus pudo haber estado circulando en Wuhan antes de los brotes iniciales vinculados a los mercados de animales y mariscos en diciembre de 2019.

Mientras la administración del presidente de EEUU, Joe Biden, investiga los orígenes controvertidos del virus, conocido como SARS-CoV-2, este estudio no refuerza ni descarta, de momento, la hipótesis de que el patógeno se filtró de un famoso laboratorio de Wuhan.

Pero plantea preguntas sobre por qué se eliminaron las secuencias originales y sugiere que puede haber más revelaciones que pueden ser recuperadas de “los rincones más recónditos” de Internet, precisa The New York Times.

“Este es un gran trabajo de detective sin duda, y avanza significativamente en los esfuerzos para comprender el origen del SARS-CoV-2”, declaró al diario estadounidense Michael Worobey, biólogo evolutivo de la Universidad de Arizona, quien no ha participado en este estudio.

Jesse Bloom, el virólogo del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson que desarrolló este informe, calificó la eliminación de estas secuencias como sospechosas.

“Parece probable que las secuencias fueran eliminadas para ocultar su existencia”, escribió en su informe, que aún no ha sido revisado por sus colegas ni publicado en una revista científica, de acuerdo al diario.

Bloom y Worobey pertenecen a un grupo independiente de científicos que han pedido más investigaciones sobre cómo comenzó la pandemia.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído