La fuga de EEUU ensucia la presidencia de Biden, que queda como un inepto

Los talibán toman Kabul sin pegar un tiro y se desatan el caos, el panico y la desbandada

El presidente huido de Afganistán dice que se marchó para evitar "un derramamiento de sangre"

Los talibán toman Kabul sin pegar un tiro y se desatan el caos, el panico y la desbandada

Lo más sonrojante es la pifia del presidente Biden, quien no ha acertado ni una y arranca su peripecia internacional con un fracaso de proporciones bíblicas.

«Los talibanes no son el ejército de Vietnam del Norte, no lo son. Bajo ninguna circunstancia verás a gente sacada por el aire desde la azotea una embajada de EE.UU. en Afganistán. No se puede comparar».

Joe Biden lo dijo el 8 de julio de 2021, hace menos de mes y medio.

Era una referencia a la evacuación de Saigón en abril de 1975, con los helicópteros estadounidenses sacando a diplomáticos y aliados vietnamitas a toda prisa en los últimos instantes de la Guerra de Vietnam.

Un episodio aciago en la historia de EEUU que este 16 de agosto de 2021, se ha repetido -sin helicópteros pero con caos similar en el aeropuerto de Kabul-, para vergüenza de Biden.

La realidad ha hecho que el presidente norteamericano se coma sus pronósticos.

Máxima incertidumbre en Kabul tras completarse la reconquista relámpago del régimen talibán en Afganistán. Las tropas militares distribuyeron este domingo imágenes de los soldados entrando en el palacio presidencial y sentándose en los sillones después de confirmarse la huida del país del hasta ahora presidente Ashraf Ghani.

Estados Unidos comunicó en la jornada de ayer la toma de control del aeropuerto para poder completar durante la jornada de este lunes sus evacuaciones y las de sus aliados, y prometió que acelerará la salida de miles de afganos que ayudaron a sus tropas durante la guerra.

En un comunicado conjunto, el Pentágono y el Departamento de Estado indicaron que están tomando una serie de medidas para asegurar la seguridad del aeropuerto internacional de Kabul, con el fin de «permitir la salida segura del personal estadounidense y de sus aliados de Afganistán, en aviones civiles y militares».

«A lo largo de las próximas 48 horas, habremos expandido nuestra presencia de seguridad a casi 6.000 tropas, con una misión centrada únicamente en facilitar estos esfuerzos, y tomaremos las riendas del control de tráfico aéreo» en el aeropuerto, señala la nota.

En la embajada estadounidense en Afganistán, cuya sede se trasladó este domingo al aeropuerto de Kabul tras el asedio de los talibanes a la capital, trabajaban unos 4.000 empleados, entre ellos 1.400 ciudadanos estadounidenses, de los cuales se ha evacuado ya a unos 500, según la cadena estadounidense ABC News.

El Departamento de Estado y el Pentágono prometieron además sacar del país a «otros ciudadanos afganos particularmente vulnerables», y «acelerar la evacuación de miles de afganos que cumplen los requisitos para obtener un visado especial de inmigrante de EE UU».

El Gobierno estadounidense prometió hace semanas que, antes de que acabara agosto y con él su retirada militar de Afganistán, ayudaría a evacuar del país a hasta 70.000 ciudadanos afganos, entre intérpretes y otros trabajadores que ayudaron a las tropas estadounidenses durante la guerra, junto sus familiares.

En su nota de este domingo, el Departamento de Estado recordó que «2.000 de ellos ya han llegado a Estados Unidos en las últimas dos semanas», y aseguró que aquellos solicitantes de visado afganos que ya hayan completado «los controles de seguridad» serán «transferidos directamente» a territorio estadounidense.

El Gobierno estadounidense «encontrará lugares adicionales» a los que trasladar a aquellos que todavía no han completado ese proceso, para que esperen allí a terminar esos trámites antes de poder viajar a EE UU, concluye el comunicado.

El proceso para obtener ese visado es complejo y puede durar años, por lo que Estados Unidos ha negociado con terceros países, como Catar o Kuwait, para intentar que acojan temporalmente a esos refugiados.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo este domingo en una entrevista con la cadena CNN que Washington también ayudaría a evacuar a otros afganos que no cualifican para obtener visados especiales pero que apoyaron a su personal y ahora pueden enfrentar amenazas de los talibanes.

Sin embargo, la rápida caída de Kabul en manos de los insurgentes ha complicado esa operación de evacuación, especialmente para aquellos que tienen dificultades para llegar a la capital afgana.

España fleta para este lunes dos aviones

El Gobierno de España, por su parte, tiene previsto este lunes enviar dos aviones A400 desde España con destino Dubái para cubrir la primera fase de evacuación del personal de la embajada de Afganistán, de los españoles que quedan en ese país y de todos aquellos afganos y sus familias que durante años han colaborado con España, según han señalado fuentes del Ministerio de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Así, la previsión es poder sacar del país Afganistán a los seis españoles que se tiene constancia de que aún permanecían allí, junto al personal de la embajada -que actualmente se limita al embajador saliente, Gabriel Ferrán y su segundo y a los policías que la custodian-.

No obstante, aún no se ha especificado cuándo saldrán estas personas de Kabul. El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, anunció el viernes el inicio de dicho plan, si bien las fuentes han confirmado que por ahora no ha comenzado la evacuación propiamente dicha, sino que se están cerrando todos los detalles con el Ministerio de Defensa, que es el que procederá a la misma.

La evacuación, han señalado las fuentes, se producirá «en cuanto las circunstancias lo permitan», teniendo en cuenta en todo momento la seguridad de las personas a las que se prevé evacuar y con la premisa, expresada por Albares, de «no dejar a nadie atrás».

La ONU se reúne este lunes

El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne este lunes para tratar la reconquista talibán en Afganistán. Las misiones de Estonia y Noruega en Naciones Unidas, actualmente encargadas de los asuntos de Afganistán en el Consejo de Seguridad, afirmaron que la reunión entre los quince miembros del organismo tendrá lugar hoy a las 14.00 GMT y que incluirá una breve intervención del secretario general, Antonio Guterres.

La caída de la mayoría del país en manos de los talibanes ha ocurrido poco después de que en mayo las fuerzas de EE UU y de la OTAN comenzaran la fase final de la retirada, entregando todas sus bases militares a las fuerzas afganas. De esta manera, el régimen talibán vuelven al poder 20 años después.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído