Exigió poner rumbo a Cuba y se escondía allí desde entonces

Detenido 40 años después el último secuestrador de la Pan Am

Luis Armando Peña Soltrén participó en el asalto al avión en 1968

Fue la mujer quien introdujo las armas en el avión escondidas una bolsa especial para bebés

Más de 40 años después del secuestro del vuelo 281 de la compañía estadounidense Pan Am, la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) ha detenido por fin al último de los asaltantes aéreos.

Se trata de Luis Armando Peña Soltrén, de 66 años, huido desde entonces y el único de los cuatro que participaron en el ataque que logró escapar de la policía.

Se le acusa de haber «aterrorizado a decenas de pasajeros cuando él y sus cómplices sacaron pistolas y navajas» para hacerse con el control del avión.

Preet Bahara, fiscal del Distrito Sur de Nueva York, revela la clave del caso:

«El paso del tiempo no ha mermado nuestra determinación para llevar a fugitivos como Soltrén ante la justicia».

El 24 de noviembre de 1968, Luis Peña Soltrén y otros dos hombres entraron con pistolas y navajas en la cabina del piloto del aparato, que volaba de Nueva York a Puerto Rico, y exigieron que se desviara a Cuba.

Con ellos viajaba un cuarto cómplice, una mujer, que fue quien introdujo las armas en el avión escondidas una bolsa especial para bebés.

Los otros dos hombres se declararon culpables de conspirar para secuestrar el avión y fueron sentenciados a 15 años de prisión cada uno, mientras que los cargos contra la mujer fueron retirados.

Peña Soltrén, que vivía aparentemente en Cuba desde su huida, será llevado ante el juez el martes.

Peña Soltrén está casado y tiene dos hijos. Según el diario New York Post, el detenido comunicó recientemente a las autoridades que quería rendirse.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído