Obama no vendrá en mayo a España

Plantón planetario a ZP

Nunca tuvo en su agenda acudir a la cumbre anual de la UE

La noticia pilla por sorpresa al Ejecutivo, pese a que en Bruselas se conocía desde hace una semana

Duro golpe para los paletos socialistas que hablaban de «acontecimiento planetario». El Departamento de Estado norteamericano ha reiterado que «no había ningún plan específico» del presidente Barack Obama para visitar España con motivo de la cumbre EEUU-UE que se celebrará el próximo mes de mayo ni se ha fijado fecha para ningún otro encuentro con los Veintisiete, aunque el Gobierno estadounidense ha defendido la existencia de un «diálogo fluido» con la Unión Europea.

El portavoz del Departamento, Philip J. Crowley, ha explicado en rueda de prensa que la agenda de Obama es competencia de la Casa Blanca, pero ha incidido en que no se han fijado aún todos los viajes del presidente norteamericano. «Ha hecho varios viajes por Europa a lo largo del año anterior, pero entiendo que no había planes específicos para que el presidente viajase a España para una cumbre este año», ha señalado.

Como escribe Florentino Portero en ABC -Obama no quiere perder el tiempo- si a este hecho sumamos el que la presidencia de turno haya recaído sobre un mandatario tan desprestigiado como Rodríguez Zapatero, tenemos que entender desde el Viejo Continente que el presidente norteamericano considere la Cumbre una pérdida de tiempo.

  • Los europeos, en un acto de fe, decidimos que Obama era más europeísta que Bush. No lo es. La realidad es que el presidente norteamericano representa a una generación que se siente mucho menos vinculada a Europa que sus predecesoras. Para esos americanos, republicanos o demócratas, somos una región en decadencia que, a la hora de la verdad, no cumple con sus obligaciones de aliado. Si hay algún tema importante a discutir ya lo tratarán con Francia, el Reino Unido o Alemania, países que, en mayor o menor medida, asumen responsabilidades internacionales.

 

Un lectura similar hace El País al decir que una visita a España y una cumbre Estados Unidos-UE no constituyen tampoco un estímulo suficiente para la Casa Blanca.

  • La presencia de Obama en Praga el año pasado se recuerda porque pronunció un histórico discurso sobre las armas nucleares, no por su conversación con los representantes europeos. Es fácil adivinar que su reunión con el Gobierno español y los funcionarios de la UE tampoco sería un evento capaz de atraer a los medios de comunicación y a la opinión pública estadounidense.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído