Los líderes de los principales partidos británicos se enfrentan al primer debate televisado de la historia

Los líderes de los principales partidos británicos se enfrentan al primer debate televisado de la historia
. Agencia EFE

Los líderes de los tres principales partidos parlamentarios del Reino Unido se preparan para el debate de esta noche ante las cámaras, que marcará un hito en la historia electoral de este país.

El primer ministro laborista, Gordon Brown, su principal contrincante, el conservador David Cameron, y el liberal, Nick Clegg, responderán a las preguntas de una audiencia de doscientas personas, previamente seleccionadas, así como otras que envíen los telespectadores por correo electrónico.

El debate, que se celebrará en los estudios Granada de Manchester, comenzará a las 19.30 GMT y durará noventa minutos, lo transmite esta noche la emisora ITV1, y será seguido de otros dos, que emitirán Sky y BBC 1.

Brown, que sucedió a su correligionario Tony Blair en junio de 2007 en el número 10 de Downing Street sin que mediaran unas elecciones, es el primer jefe del Gobierno británico que acepta medirse ante sus rivales frente a las cámaras de televisión.

«Creo que en la era de la televisión el público tiene derecho a conocer los programas de los distintos partidos por boca de sus líderes y que así podrá juzgar mejor cuál de sus políticas es la mejor», dijo el líder laborista.

El dirigente conservador, Cameron, señaló por su parte que «es una gran oportunidad comunicarnos con millones de personas de nuestro país que están desconectados de la política», mientras que el liberal demócrata Clegg afirmó que es como «presentarse a una entrevista para un puesto de trabajo delante de todo el país».

Los tres debates tendrán que ajustarse a más de setenta reglas negociadas durante semanas entre los representantes de los tres partidos y las emisoras que van a emitirlos.

Antes de que comience el turno de preguntas, los líderes podrán hacer sendas declaraciones de un minuto cada una y al final podrán hacerlo de nuevo durante minuto y medio.

Sólo se permitirá a los miembros del público aplaudir al comienzo y al final del debate, y nadie podrá replicar a los comentarios que puedan hacer los políticos.

Tampoco podrán los miembros de la audiencia hacer sus preguntas directamente sino que las leerá el presentador de cada uno de los debates y los líderes tendrán un tiempo de respuesta limitado.

El primero de los tres debates estará centrado en temas de política interna, el segundo, que tendrá lugar el jueves 22 de abril, se dedicará a la política exterior, y el tercero y final, el 29 de abril, a la economía.

Según un sondeo del diario «The Sun» publicado anoche, los conservadores han ampliado su ventaja sobre los laboristas, a los que sacan ya nueve puntos de diferencia: 41 por ciento frente a 32 por ciento y un 18 por ciento para los liberales demócratas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído