Madrid. El Supremo avala el currículo de Primaria aprobado por la Comunidad

El Tribunal Supremo ha rechazado un recurso de casación interpuesto por el Ministerio de Educación contra el currículo de Educación Primaria de la Comunidad de Madrid (las asignaturas impartidas y los contenidos de estas) aprobado en 2007, y que, a juicio del Gobierno central, infringía la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Según informó este lunes el Gobierno regional, el Supremo recalca en su sentencia, con fecha del pasado 5 de julio, que el currículo de la Comunidad de Madrid no lesiona en modo alguno la LOE, y ratifica el fallo en el mismo sentido del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de octubre de 2008.

El TSJM desestimó entonces las alegaciones del ministerio señalando que de la lectura del currículo se desprende «el cumplimiento con creces de los parámetros que, como enseñanzas obligatorias mínimas y para esta etapa educativa, marca la normativa vigente».

El Ministerio de Educación alegaba, en primer lugar, un defecto de forma en la normativa madrileña al carecer de un dictamen del Consejo de Estado. Sin embargo, tanto el TSJM como el Supremo han considerado que ese dictamen no es necesario, según señala el Gobierno de Aguirre en una nota.

Educación denunciaba también algunas ausencias en el currículo respecto a la normativa estatal en ámbitos como la igualdad de sexos, el rechazo de estereotipos sexistas y de todo tipo de discriminación, el desarrollo de capacidades afectivas y la resolución pacífica de conflictos.

A este respecto, el Supremo señala que aunque «los términos utilizados por la disposición reglamentaria autonómica no constituyen una reproducción mimética de las normas estatales», ello no impide entender que «refleja los objetivos marcados por la normativa estatal».

El Gobierno regional recuerda también que el ministerio apreciaba deficiencias del currículum en los contenidos de matemáticas, concretamente en el apartado de la normativa que dejaba en manos del maestro la decisión del uso de la calculadora para resolver los ejercicios de cálculo, algo que no establecía el decreto del Gobierno central, pero señala que, sin embargo, en su recurso ante el Supremo omitió esta alegación.

Esta omisión es, a juicio del alto tribunal, prácticamente la única diferencia entre el recurso actual y el que ya rechazó el TSJM en su momento, lo que deja en evidencia una «escasa crítica jurídica» por parte del Ministerio, según la sentencia, informa la Comunidad de Madrid.

El Ejecutivo de Aguirre señala que ha ganado ya alrededor de 40 recursos en los tribunales en los dos últimos años en relación con su política educativa que han sido interpuestos por el Ministerio de Educación, los sindicatos, la FAPA Giner de los Ríos y varios ayuntamientos madrileños gobernados por el PSOE.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído