Representantes de todo el espectro político condenan el atentado

WASHINGTON, 9 (Reuters/EP)

Representantes de todo el espectro político estadounidense han condenado el atentado de este sábado contra la congresista demócrata Gabrielle Giffords, en el que un joven ha disparado indiscriminadamente contra un acto político de la congresista en Tucson, Arizona, y ha matado a seis personas y herido a varias más.

Entre los fallecidos están el juez federal John Roll y una niña de nueve años, mientras que la propia Giffords resultó herida de bala en la cabeza, aunque ha sido operada los médicos no temen por su vida.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha afirmado que «no es sorprendente que Gabby estuviera haciendo lo que siempre hace: escuchar a los deseos y preocupaciones de sus vecinos». «Esto es la esencia de lo que es nuestra democracia. Esto es por qué es más que una tragedia para las personas involucradas. Es una tragedia para Arizona y una tragedia para todo el país», ha declarado.

Por su parte, el senador republicano por Arizona y candidato del este partido a las elecciones presidenciales de 2008, John McCain, ha manifestado que «quien haya cometido este acto, por la razón que lo haya hecho, es una desgracia para Arizona, su país y la raza humana, y merece y recibirá la condena de todas las personas decentes y el más duro de los castigos previstos por la ley».

El gobernador del estado de Arizona, Jan Brewer, ha dicho que su corazón se encuentra «roto». «Gaby es más que una simple compañera, es una amiga. Siempre ha sido una servidora pública noble», ha apostillado.

Asimismo, la presidenta del Tea Party, Amy Kremer, ha señalado que «estos crímenes atroces no tienen lugar en Estados Unidos y son especialmente graves cuando se cometen contra funcionarios electos. «El animado debate es deseable en nuestro país, pero sólo debería ser un enfrentamiento de ideas. Un ataque contra alguien por motivos políticos, si que era la causa de este tiroteo, es un ataque contra el proceso democrático. Nos unimos a todos los gritos de condena», ha remachado.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, llegado al cargo el 5 de enero de este año, ha dicho que «un ataque contra alguien que sirve a su país es un ataque contra todos aquellos que trabajan por su país». «Acciones y amenazas contra representantes públicos no tienen cabida en nuestra sociedad (…) Este es un día triste para nuestro país», ha indicado.

La secretaria de Seguridad Nacional y ex gobernadora del estado de Arizona, Janet Napolitano, ha incidido en este sentido y ha afirmado que «no hay lugar ni disculpa en esta sociedad para este tipo de inconscientes actos de violencia». «El Departamento de Seguridad Nacional ha ofrecido toda su ayuda a la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el sheriff del condado, que están a la cabeza de la investigación», ha puntualizado.

Por último, el administrador de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), Charles Bolden, ha declarado que Giffords era una defensora de la institución. «Giffords no sólo ha contribuido de manera definitiva a nuestro país, si no que es una de las representantes del programa espacial y miembro de la familia de la NASA», ha agregado. «La NASA lamenta esta tragedia, y nuestros pensamientos y oraciones están del lado de la congresista Giffords, su marido (un astronauta de la NASA), Mark Kelly, su familia, y las familias y amigos de todos aquellos que han fallecido o han resultado heridos en esta terrible tragedia», ha remachado.

Giffords, de 40 años, fue elegida como miembro de la Cámara de Representantes como candidata del Partido Demócrata en 2006 y desde entonces ha renovado en dos ocasiones su cargo como representante por Arizona, la última el 5 de noviembre de 2005, cuando se enfrentó con un destacado miembro del movimiento conservador Tea Party, del Partido Republicano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído