Obama, Bill Clinton y Richard Nixon han mostrado sus dotes para la canción

Presidentes de Estados Unidos convertidos en estrellas musicales

Republicanos de Florida responden al presidente: "Obama canta mientras el pueblo llora"

Las dotes cantoras que ha demostrado últimamente el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, han disparado las ventas de las canciones que entonó y han revelado una faceta suya que muchos desconocían, pero también han servido de blanco fácil para sus rivales políticos.

Se cuentan por millones el número de visitas de las páginas que colgaron el momento en el que el presidente estadounidense se animó a entonar, el pasado 19 de enero de 2012, el clásico ‘Let’s Stay Together’ (Vamos a estar juntos), y las ventas del «single» se multiplicaron en un 490% durante la semana siguiente al instante «artístico» de Obama.

«Y… estoy tan enamorado de ti», cantó entre los aplausos de los cientos de seguidores demócratas presentes en el teatro Apollo de Nueva York como un guiño a su autor, el reverendo Al Green, considerado una de las grandes leyendas del soul estadounidense y quien además se encontraba entre los asistentes.

La segunda parte, aún más espectacular, llegó el martes 21 de febrero de 2012, cuando Obama y su esposa Michelle ofrecieron una velada de blues en la Casa Blanca amenizada por Mick Jagger y BB King. El líder de los Rolling Stones ya había advertido a lo largo de la tarde a través de su cuenta de Twitter que Obama se había colado por los ensayos previos a la ceremonia y que se le veía muy feliz con el evento.

Tan relajado le vio el legendario guitarrista Buddy Guy que le animó a repetir la experiencia de días antes y agarrar el micrófono para interpretar unas notas. «Le he oído cantar a Al Green… ¡Usted ha empezado algo, tiene que mantenerlo! ¡Puede hacerlo!», le animó.

Reacio al principio, finalmente el presidente efectivamente agarró el micrófono y se arrancó con unas líneas de ‘Sweet Home Chicago’, la canción que cerró la velada.

OTROS MANDATARIOS

No es Obama el primer presidente que se arriesga a mostrar en público sus habilidades artísticas, porque ¿quién no recuerda al expresidente Bill Clinton empuñando su saxo tras unas oscuras gafas de sol?

Hasta entonces, Clinton estaba por detrás en las encuestas de popularidad, pero aquel momento estelar tocando en el programa de ‘Arsenio Hall’ el tema de Elvis Presley ‘Heartbreak Hotel’ le relanzó en la carrera presidencial a través de una imagen que los ciudadanos percibieron como más humana y cercana.

A otro de sus predecesores, Richard Nixon, sin embargo, el piano no le salvó del Watergate.

Pero si Obama ha dejado bien sentado su talento como cantante en unas imágenes que han corrido como la pólvora por los medios digitales, también ha ofrecido a la oposición nuevas herramientas para cargar en su contra.

Los republicanos de Florida lanzaron el 23 de febrero de 2012 un anuncio en el que utilizan las imágenes del presidente cantando en esa velada, sobre las que superponen un gráfico en el que se observa el incremento de los precios de la gasolina desde que llegó al poder. Concluye con el mensaje «Obama canta mientras el pueblo llora».

Curiosamente, fue en el estado de Florida donde el principal aspirante republicano a la presidencia de EE. UU. hasta el momento, Mitt Romney, se arrancó también por su cuenta a cantar en público. ‘America The Beautiful’, una canción patriótica, fue la tonada elegida por el ex gobernador de Massachusetts.

Mientras se aclara quién logra la nominación, una cosa es segura: los republicanos tienen mejores perspectivas contra Obama en las urnas que en un concurso de canto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Lo más leído