Los supermercados refuerzan la seguridad en sus establecimientos

Misteriosa oleada de robos de detergente en Estados Unidos

Los hurtos se han multiplicado durante todo el páis en los últimos meses

Los supermercados de EEUU han empezado a ingeniar medidas de seguridad para acabar con los robos de un determinado detergente líquido, que se han multiplicado por todo el país y que en algunos casos han comportado hurtos sistemáticos durante 15 meses por valor de 25.000 dólares.

Es el caso de Patrick Costanzo, un vecino del estado de Minesota que durante ese periodo robó botellas de detergente por valor de 25.000 dólares y se declaró esta semana culpable de los hurtos registrados por las cámaras de seguridad, según los medios locales.

El ladrón escogió un establecimiento de la mayor cadena de hipermercados del país, Walmart, aunque el problema ha sido denunciado por supermercados de costa a costa de Estados Unidos y las imágenes grabadas así lo confirman.

El fenómeno responde siempre a parámetros similares: el ladrón es reincidente, roba varias botellas a la vez, puede cometer el robo en grupo, usa el carro de la compra, aparca el automóvil cerca del supermercado y escoge una marca determinada: Tide.

Le llaman ya «el líquido de oro» y su elevado precio, apuntan los vendedores, explica el fenómeno. Las botellas de detergente líquido se venden con facilidad en el mercado negro y a precios mucho más asequibles para los hogares estadounidenses.

Aunque hay casos en que los recipientes llenos de Tide incluso se usan de permuta en el tráfico de droga, según declaró un agente de policía del estado de Maryland a la CNN. La compañía fabricante declaró por escrito no tener «ninguna idea de por qué este fenómeno que está sucediendo», pero calificó la generalización de los robos como algo «lamentable».

LUCHA CONTRA EL CRIMEN

Los supermercados han empezado a anunciar medidas para combatir el problema: la cadena de tiendas CVS empezó en las últimas semanas a instalar chips electrónicos a los envases de detergente líquido de esta marca, como si se tratara de uno de los productos más exclusivos e inaccesibles de sus establecimientos.

Otras cadenas, pendientes de cómo reaccionar, han trabajado conjuntamente con la policía: las autoridades detuvieron una docena de personas presuntamente vinculadas a robos de Tide en un supermercado Safeway, que reconoció haber perdido miles de dólares por los hurtos.

Pese a salir ahora a la luz, los vendedores estadounidenses aseguran que el robo de detergente de «alta gama» se produce desde hace años, pero que en los últimos tiempos se ha incrementado. Los productos más robados en los supermercados estadounidenses son la carne fresca, los productos con chocolate, el queso, las especias y la leche en polvo para bebés.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído