Romney gana las primarias republicanas en Illinois y consolida su candidatura

Romney gana las primarias republicanas en Illinois y consolida su candidatura
. EFE/Archivo

El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney ganó hoy con holgura las primarias republicanas celebradas en Illinois, su segunda gran victoria en esta semana después de Puerto Rico, éxitos que consolidan su candidatura.

Romney confirma su condición de favorito en la contienda para medirse al presidente Barack Obama en los comicios presidenciales de noviembre, aunque sigue sin deshacerse de sus perseguidores.

Con el 82 % de los votos escrutados, el moderado Romney recibió en Illinois el 47 % de los votos, mientras que su inmediato rival en la carrera, el exsenador de Pensilvania Rick Santorum, quedó en segundo lugar con el 35 %.

Romney prometió que devolverá a EE.UU. el «sueño americano» que, según él, le ha sido arrebatado al país desde que Barack Obama se hizo con la presidencia a principios de 2009.

Ante sus seguidores, reunidos en Schaumburg (Illinois), Romney hizo un llamamiento a todo el país e invitó a los ciudadanos estadounidenses, no sólo a los de su partido, a unirse a su causa.

«Uníos a nosotros, juntos demostraremos que los mejores días de América todavía están por llegar», dijo desde la tribuna, acompañado de su mujer.

«¡Vaya noche, gracias Illinois por esta extraordinaria victoria!», exclamó tras sumar su victoria número 21 entre los 32 estados donde se han celebrado desde enero primarias o «caucus».

Orgulloso de su pasado como «creador de empleos», Romney explicó a los suyos que «la esencia única de Estados Unidos está construida a base de soñadores y de sus sueños».

«Los Estados Unidos que nosotros amamos están en problemas. En tres años de gobierno de Obama solo nos ha metido en problemas: se han destruido empleos, reducido la paga, incrementado el déficit, subido los precios de la gasolina y nos ha puesto a liderar por detrás. (…) Es el momento de decir esta palabra: ‘basta'».

Romney aseguró que el país todavía está a tiempo de lograr «un futuro brillante» si él llega a la presidencia, porque «todavía creemos en América y necesitamos un presidente que crea en nosotros, yo creo en los americanos».

El exgobernador llegó a Illinois con el viento a favor tras su abultado triunfo del domingo en Puerto Rico, donde logró más del 80 % de los votos y los 20 delegados en juego.

Por su parte y pese a la derrota, Santorum, de perfil más conservador en asuntos sociales, animó a los seguidores que acudieron a su sede de Pensilvania a que siguieran en la lucha.

Agregó que la sociedad estadounidense no necesita a alguien cuya «aspiración sea llegar a Washington para convertirse en el hombre más poderoso del mundo», ni tampoco a un «manager», sino a alguien que le «devuelva el poder a la gente».

Santorum se refirió también al concepto de libertad estadounidense que es el pilar fundamental de la nación.

«No necesitamos un gobierno que nos diga cómo tenemos que vivir nuestras vidas, que nos coarte las libertades económicas o la libertad religiosa», subrayó Santorum al referirse al plan de salud de la Administración demócrata de Barack Obama, una de las principales críticas republicanas a su gestión.

Los otros dos candidatos en liza, el legislador de Texas Ron Paul y el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich obtuvieron el 9 y el 8 % respectivamente.

El estado de Illinois reparte 69 delegados, de los cuales 54 dependían de los resultados de hoy, mientras que 12 serán seleccionados en la convención estatal republicana y 3 no están vinculados a los resultados electorales.

La carrera por la nominación republicana la encabeza de momento Romney, con 540 delegados, seguido por Santorum con 239, Gingrich con 137, y Paul con 69, según los datos estimados por la cadena CNN.

El exgobernador de Massachusetts se hace así con casi la mitad de los 1.144 delegados necesarios para tener asegurada la nominación en la Convención Nacional Republicana que se celebrará en agosto en Tampa (Florida), muy por delante de Santorum.

La siguiente cita será el próximo sábado en el estado sureño de Luisiana, en el que confía el exsenador para recibir el empuje que necesita para mantenerse vivo en la carrera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído