La norteamericana asegura que fue su historial web el que provocó la investigación

Un ama de casa interrogada por el FBI tras buscar en Google ollas a presión

La Policía estadounidense se justifica alegando que todo se debe a "una mala pista"

Un ama de casa interrogada por el FBI tras buscar en Google ollas a presión
Michele Catalano. TG

Todo lo que sé es que, si quiero comprar una olla a presión en un futuro próximo, no lo haré por internet

Buscar en internet información sobre ollas a presión, mochilas y los atentados de Boston han hecho que seis investigadores de la Policía visitaran a una familia de Nueva York exigiendo información sobre su trabajo y sus orígenes.

Así lo ha asegurado Michele Catalano, quien ha relatado cómo el pasado miércoles seis agentes especializados en la lucha contra el terrorismo llamaron a la puerta de su casa porque las búsquedas en la web de su familia habían creado «la tormenta perfecta de perfil terrorista», según ha recogido el periódico ‘The Guardian’.

Catalano, que vive en Long Island, Nueva York, ha explicado que fue su marido el que estaba en casa cuando la Policía llegó.

Tras pedir permiso, entraron en la casa, miraron el interior del salón, las estanterías, las fotos. Preguntaron de dónde era él y su familia, dónde trabajaba.

«¿Tiene alguna bomba?», asegura la mujer que le preguntaron. «¿Tiene alguna olla a presión?».

Su marido respondió que no, pero que sí tenían una para arroz.

«¿Y puede hacer una bomba con eso?».

Estos elementos fueron una combinación mortal el 15 de abril, cuando dos hermanos dejaron ollas a presión con explosivos escondidas en mochilas cerca de la línea de llegada del Maratón de Boston, provocando explosiones que hirieron a casi 300 personas.

Finalmente, la Policía ha explicado que la investigación comenzó por las búsquedas de uno de los miembros de la familia, hechas en su antiguo lugar de trabajo, sobre ollas a presión utilizadas para hacer bombas y mochilas.

El jefe, creyendo que estas búsquedas eran sospechosas, alertó a la Policía.

Así, en un comunicado, la Policía ha asegurado que la investigación se debió a una mala pista, y no como el resultado del seguimiento de sus búsquedas privadas en internet.

«Todo lo que sé es que, si quiero comprar una olla a presión en un futuro próximo, no lo haré por internet».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído