Amenazó borracho perdido a unos policías y no le queda otra que dar el cante toda una semana

Un juez le condena ‘por bocazas’ y le obliga a llevar un cartel que reza: “Por ser idiota”

Había llamado borracho a una Comisaría de Cleveland insultando a todo pasto

El mismo magistrado dictó el pasado año una sentencia similar a una mujer por conducción temeraria

Richard Demeron lo lleva crudo, pero no le queda otra. El juez Pinkey S. Carr, de Cleveland, EEUU, le ha condenado a permanecer como un pasmarote tres horas al día durante una semana frente a la estación de policía de la localidad.
Y no de cualquier forma, qué va, sino llevando colgado al cuello un cartel en el que reconoce haber sido un idiota. Por si fuera poco la sentencia se completa con un mes y medio de cárcel, según informa el diario local ‘Scene‘.

AMENAZAS

Y es que a Richard, de 58 años, no se le había ocurrido nada mejor que llamar una noche a la citada central de policía poniendo verde a un tal oficial Simone y a otros agentes, a los que además amenazó de muerte.

El cartel reza así:

«Pido disculpas al oficial Simone y todos los agentes de la policía por ser un idiota llamando al 911 amenazando con matarles. Lo siento y nunca volverá a ocurrir.»

El año pasado, el mismo juez de Cleveland dictó una sentencia similar contra una mujer que condujo sobre la acera para adelantar a un autobús escolar.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído