"Los republicanos ya hemos perdido esta batalla", admite el senador McCain

Estados Unidos evita en el último momento la suspensión de pagos

El pacto de última hora entre demócratas y republicanos aplaza el techo de deuda hasta febrero

Estados Unidos evita en el último momento la suspensión de pagos
Barack Obama. WH

Obama firma el acuerdo aprobado 'in extremis' por las dos cámaras que prorroga la financiación del Gobierno y permite reabrir la Administración

El Congreso de Estados Unidos ha aprobado en la noche de este 16 de octubre de 2013 (madrugada del jueves en España) la legislación acordada para elevar el techo de deuda y acabar con el cierre del Gobierno y ha enviado el texto al presidente, Barack Obama, para su ratificación.

El último escollo ha sido salvado por la Cámara de Representantes, que ha dado luz verde al documento apenas dos horas después de que el Senado aprobara la legislación, con 81 votos a favor y 18 en contra, y a un paso de que se cumpliera el plazo para que el Departamento del Tesoro no pudiera pedir más dinero prestado para cumplir con los compromisos financieros del país.

Solo un aplazamiento

La ley aprobada no es más que un aplazamiento del conflicto, aunque sirve para evitar la temida suspensión de pagos. Así, desbloquea el presupuesto y permite que la Administración federal se financie hasta el próximo 15 de enero.

Además, permite la elevación del tope de deuda hasta el 7 de febrero.

Obama ya anunció tras la votación en el Senado que firmará la legislación una vez que recibiera el visto bueno del Congreso y fuera transmitida a la Casa Blanca, por lo que se espera que los trabajadores federales vuelvan a sus puestos de trabajo este mismo jueves.

«Tenemos una oportunidad para centrarnos en un presupuesto sensible que sea responsable, justo y que ayude a la gente trabajadora de todo el país», sostuvo, tal y como ha informado el diario estadounidense The New York Times.

«Tenemos que abandonar la costumbre de gobernar en crisis. Mi deseo y expectativa es que todo el mundo haya aprendido que no hay motivos para que no podamos trabajar en nuestros problemas».

«Espero que ésta sea una lección que se interiorice».

La derrota republicana

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, había anunciado horas antes que el acuerdo incluye la creación de una comisión presupuestaria que hará un informe para diciembre con las recomendaciones de ambos partidos para aprobar las cuentas de la Administración sin tanta polémica.

El senador destacó, además, que el acuerdo permitirá «trabajar de forma conjunta para un acuerdo a largo plazo sobre los presupuestos para acabar con estas frecuentes crisis» y poner a funcionar al Gobierno, cerrado desde el pasado 1 de octubre.

Por su parte, el líder de la minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, resaltó que el acuerdo incluye recortes en los presupuestos como forma de control de gasto, una de las principales preocupaciones de los republicanos, aunque ha indicado que los partidos necesitan hacer más para «poner en orden» la situación fiscal.

Sin embargo, el principal caballo de batalla del partido republicano, la reforma sanitaria o Obamacare, ha quedado prácticamente tal y como estaba, salvo por una excepción: los demócratas se comprometen a incluir un mayor control sobre las rentas mínimas de los beneficiados por la atención sanitaria gratuita. Con esto se han tenido que conformar después de semanas de paralización de la Administración.

Este miércoles, el presidente de la Cámara de los Representantes, el republicano John Boehner, reconocíala derrota republicana y anunciaba su intención de no bloquear el voto de la propuesta del Senado.

«No hay motivo para votar ‘no'», admitió Boehner en una entrevista en la que reconocía que, «simplemente, no ganamos» la batalla.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído