SEGÚN EL DIARIO GERMANO 'DIE WELT'

EEUU se atrave con todo: espió el teléfono móvil de Merkel hasta el mes de julio

La Casa Blanca ha evitado aclarar si la Agencia espió en el pasado a la canciller

EEUU se atrave con todo: espió el teléfono móvil de Merkel hasta el mes de julio
Ángela Merkel. EP.

El portavoz de la Presidencia ha defendido la legitimidad de Estados Unidos para realizar labores de vigilancia

La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) espió el anterior teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel, de octubre de 2009 a julio de 2013, según ha informado el diario germano ‘Die Welt’, citando fuentes de los servicios de seguridad.

Las fuentes consultadas han explicado que la canciller tenía un sencillo terminal de la marca Nokia, que sólo tenía capacidad para llamadas telefónicas y mensajes de texto SMS, y que cambió ese móvil en julio de 2013, cuando empezó a utilizar un teléfono inteligente Z10 de Blackberry.

Tanto el anterior terminal como el actual tenían las comunicaciones protegidas por la compañía alemana Secusmart. El teléfono que espió la NSA fue el de la marca Nokia, según se desprende de los documentos de la NSA filtrados por el excontratista de la agencia Edward Snowden.

Expertos de la Oficina Federal de Seguridad de la Información (BSI) y del Servicio de Inteligencia germano (BND) han sido los responsables de detectar el espionaje al que fue sometido el teléfono móvil de la canciller alemana. Según ‘Die Welt’, los expertos alemanes tienen «sospechas fundadas» del seguimiento realizado a las comunicaciones móviles de Merkel tras haber sometido a varias pruebas el terminal telefónico.

LA CASA BLANCA EVITA ACLARAR SI SE EXPIÓ A MERKEL

Mientras, la Casa Blanca ha evitado aclarar si la Agencia espió en el pasado a la canciller, y se ha limitado a decir que no comentará cada una de las informaciones que vayan surgiendo sobre éste y otros temas relacionados.

«No vamos a comentar públicamente toda la supuesta actividad de Inteligencia denunciada», ha declarado en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, que ha dado por zanjada la respuesta reiterando que la NSA no espía actualmente a la jefa del Gobierno alemán.

El presidente estadounidense, Barack Obama, «habló con la canciller Merkel y le aseguró que Estados Unidos ni vigila ni vigilará sus comunicaciones», ha dicho Carney, que ha evitado aclarar cuál fue la conducta de la NSA en el pasado.

El portavoz de la Presidencia, a quien los periodistas han planteado varias preguntas sobre el supuesto espionaje, ha defendido la legitimidad de Estados Unidos para realizar labores de vigilancia y ha reiterado que Obama ya ha ordenado una revisión de estas actividades para hallar un equilibrio entre seguridad nacional y derecho a la privacidad.

Merkel y su Gobierno no han ocultado su malestar por el supuesto espionaje del teléfono móvil de la canciller, en unas críticas que se suman a las manifestadas por otros países conforme han ido saliendo a la luz otros casos de vigilancia a dirigentes. Carney ha admitido que este tipo de acusaciones «son una fuente clara de tensión» para las relaciones internacionales de Washington.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído