Al escándalo se suman las trampas que hacen en los exámenes de capacitación...

Algunos oficiales que manejan los misiles nucleares de EEUU se ponen de drogas hasta el mismísimo gorro

La investigación llevada a cabo en seis bases de la Fuerza Aérea pone los pelos de punta al más pintado

Algunos oficiales que manejan los misiles nucleares de EEUU se ponen de drogas hasta el mismísimo gorro
Misiles nucleares Captura

Las acusaciones de 'amaños' giran en torno a las pruebas rutinarias que tienen que pasar para demostrar su dominio en el trabajo

La noticia es para echarse a temblar. Resulta que una reciente investigación por la posesión de drogas en las bases aéreas de EEUU, pone al descubierto ahora no sólo un amaño en los exámenes de capacidad de los responsables de los misiles nucleares, sino que algunos de ellos toman drogas a destajo.

Así, se desprende en primer lugar que al menos 34 oficiales encargados de estos mortales artefactos han hecho trampas en un examen de certificación, según informa el Pentágono haciéndose eco ‘RT‘.

Y la cosa ya sería lo bastante preocupante de por sí, si no se sumara además a este ‘detalle’ un segundo factor del que ha informado la secretaria de la Fuerza Aérea de EE.UU. Deborah Lee James, tras echarle el ojo a seis bases.

MUCHOS IMPLICADOS

El Pentágono «lamenta» de esta forma que amén de que 34 oficiales (casi el 20% del grupo de encargados que operan las 450 ojivas nucleares de EEUU) no hayan realizado honestamente dichas pruebas, «se hayan encontrado nuevos implicados en la posesión de drogas». Tal como suena.

De este modo, el escándalo por posesión de drogas ilícitas involucra en total a 11 oficiales de la Fuerza Aérea en seis bases militares. Entre ellos se encuentran tres oficiales encargados del lanzamiento de misiles, dos operan en la base aérea de Minot y uno está en la base aérea de Malmstrom.

Los funcionarios dijeron que los engaños en las pruebas involucran a los oficiales de control de lanzamiento de misiles en la base de Malmstrom. Las acusaciones de engaño giran en torno a las pruebas rutinarias que los oficiales tienen que pasar para demostrar su dominio en el trabajo.

James afirmó que los implicados en el escándalo de fraude en los exámenes han perdido su certificación y cerca de 200 miembros responsables del lanzamiento de misiles deberán rendir un nuevo examen.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído