Suzanne Basso es la decimocuarta reclusa a la que se aplica la pena capital

Ejecutan a la facinerosa que torturó y asesinó a un discapacitado para cobrar el seguro

El cuerpo de Musso fue hallado a las afueras de la ciudad de Houston con signos de maltrato, restos de lejía en su piel y heridas hechas con un alambre

El estado de Tejas (EEUU) ha ejecutado en madrugada de este 5 de febrero de 2014 a una mujer declarada culpable de dirigir un complot para secuestrar, torturar y golpear hasta la muerte a un hombre con discapacidad mental para cobrar el dinero del seguro.

Suzanne Basso, de 59 años, ha muerto a las 18.26 horas del miércoles (01.26 horas de este jueves en España) por inyección letal en la cámara de ejecuciones de la Penitenciaría Estatal de Huntsville, según ha confirmado un funcionario de la prisión.

Se trata de la decimocuarta mujer ejecutada en Estados Unidos desde que el Tribunal Supremo restableció la pena de muerte en 1976.

Los hechos por los que se ha ejecutado a Basso se remontan a 1998, cuando torturó y mató a Louis ‘Buddy’ Musso, de 59 años, un hombre de Nueva Jersey con discapacidad intelectual que viajó a Tejas persuadido por la propia Basso, quien le había prometido matrimonio.

El cuerpo de Musso fue hallado a las afueras de la ciudad de Houston con signos de maltrato, restos de lejía en su piel y heridas hechas con un alambre.

Basso, que no actuó sola, también se aprovechó de las pólizas de seguro y de los beneficios de la Seguridad Social del asesinado.

Durante la jornada del miércoles, el abogado de Basso, Winston Cochran, intentó recurrir ante el Supremo la sentencia al alegar problemas mentales, después de que un tribunal de apelaciones descartara la víspera sus peticiones.

Solo un 2,1% de los presos del corredor

Las mujeres tan solo representan un 2,1% de los presos que esperan en los corredores de la muerte en EEUU y un 1% del total de ejecuciones, según datos del observatorio Death Penalty Information Center.

«Las mujeres que han cometido un crimen no suelen tener los agravantes de un asesino en serie o de cualquier condenado a pena de muerte», ha explicado el director ejecutivo del observatorio, Richard Dieter.

«La pena de muerte se aplica a los peores de los peores crímenes y eso implica que el condenado haya cometido un asesinato con agravantes como una violación, secuestro, atraco o tortura».

«La mujer suele cometer crímenes contra alguien que conoce: un miembro de su familia, un niño o un conocido»

Te puede interesar

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído