Glenn Ford no es un asesino, y ha sido absuelto por un tribunal de Louisiana

Se pasa 30 años encerrado en el corredor de la muerte por error, y al salir dice que sólo está «un poco resentido»

El 'afortunado' al que se culpó de matar a un joyero reconoce que, pese a todo, se siente bien por la decisión

"Un hombre afroamericano condenado por un jurado formado sólo por blancos"

Glenn Ford, condenado a pena de muerte en 1983 por el asesinato de un hombre, ha sido absuelto por un tribunal de Louisiana -tras valorar nuevas informaciones que prueban su inocencia- y ha salido en libertad el martes después de pasar treinta años en el corredor de la muerte.

Finalmente, Ford ha salido de la prisión y en declaraciones a un medio local, ha reconocido que, pese a sentirse bien por la decisión del tribunal, tiene cierto «resentimiento» por haber pasado encerrado casi tres décadas por un crimen que no cometió. 

«Estamos muy contentos de ver a Glenn Ford finalmente exonerado y estamos especialmente agradecidos de que la Fiscalía y el tribunal hayan decidido, de manera decisiva, fijar su libertad»,

han señalado sus abogados, Gary Clements y Aarón Novod.

ASESINATO DE UN JOYERO

Ford fue detenido en febrero de 1984 y acusado de matar a Isadore Rozeman, un joyero y relojero de 56 años.

Rozeman fue asesinado en su tienda en la ciudad de Shreveport (Louisiana) en noviembre de 1983.

La ONG Amnistía Internacional ha señalado que Ford

«es una prueba de los graves errores del sistema de justicia de Estados Unidos». «Un hombre afroamericano condenado por un jurado formado sólo por blancos»

ha criticado la organización, que ha insistido en que seguirá trabajando para poner fin a la pena de muerte.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído