Los yihadistas escribieron un mail avisándoles de que lo iban a matar

Los islamistas que decapitaron a Foley pidieron a su familia un rescate de 100 millones

La respuesta del Gobierno estadounidense, siguiendo su política en este tipo de casos, fue negativa

Los islamistas que decapitaron a Foley pidieron a su familia un rescate de 100 millones
El periodista James Foley a punto de ser decapitado. PD

El Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones de euros a cambio de la liberación del periodista estadounidense James Foley antes de advertir la semana pasada en un correo electrónico a su familia que lo ejecutaría. Una amenaza que hizo efectiva este martes 19 de agosto de 2014.

Así lo ha revelado en declaraciones a los medios estadounidenses Philip Balboni, presidente ejecutivo de ‘Global Post’, el medio electrónico para el que trabajaba Foley en Siria cuando fue secuestrado en noviembre de 2012.

Según indicó, los captores de Foley pidieron a la familia del periodista y al ‘Global Post’ un rescate de 100 millones de euros. El mensaje fue trasladado a las autoridades pertinentes.

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO FUE NEGATIVA

Sin embargo, la respuesta del Gobierno estadounidense, siguiendo su política en este tipo de casos, fue negativa, destaca el ‘New York Times’, que también informó de la petición de un «rescate multimillonario» para Foley, citando un representante de su familia y un antiguo rehén que estuvo retenido junto a él en Siria.

La petición de rescate llegó en noviembre de 2013, acompañada por una prueba de vida, ya partir de entonces ha habido «muy pocos» mensajes de los captores que, según Balboni, «no eran muy locuaces», simplemente formulaban sus «demandas».

El pasado miércoles la familia recibió un nuevo mensaje.

«El mensaje era corrosivo y estaba cargado de rabia contra Estados Unidos. Era terriblemente serio»,

explicó Balboni, precisando que en él se amenazaba con ejecutar Foley.

«Obviamente, confiamos en que esto no ocurriera (…), desgraciadamente no mostraron ninguna piedad»,

lamentó, asegurando que en su último mensaje, que también se hizo llegar al Gobierno, «ya no había ninguna demanda».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído