Este 4 de noviembre EEUU celebrará sus elecciones legislativas, que se prevén complicadas para los demócratas

Obama o el presidente ‘toxico’

Las elecciones 'midterm' suelen beneficiar al partido que no ocupa la Casa Blanca

Obama o el presidente 'toxico'
Barack Obama. CB

Este año, además de una treintena de gobernadores, se renuevan 36 de los 100 escaños del Senado

«La economía, estúpido». Seguro que recuerdan la frase, porque se ha repetido en todas las latitudes y miles de debates, desde que la popularizó en 1992 Bill Clinton espetándosela a George Bush padre, durante su victoriosa campaña hacia la Casa Blanca.

Pues está vez no va a ser la economía. Las elecciones legislativas del martes 4 de noviembre, las ‘midterm‘, se libran en EEUU sobre el telón de fondo de una recuperación económica envidiable, pero de poco les va a servir a los demócratas.

Este año, además de una treintena de gobernadores, se renuevan 36 de los 100 escaños del Senado y los sondeos, cada día más precisos, vaticinan que los republicanos arrebatarán a sus rivales más de los seis que necesitan para hacerse con el control del hemiciclo, ahora en manos demócratas.

Para Obama, que todavía sueña con relanzar su mandato sacando adelante leyes que le abran un hueco en la Historia, es un desastre.

De aquí a noviembre de 2016, perdida la iniciativa legislativa, sólo le resta sestear viendo como se marchitan los grandes sueños y expectativas que generó en 2008.

Obama lleva ya seis años en el cargo y rara vez las ‘midterm’ le van bien al presidente en el cargo, pero en su caso juegan otros factores.
Uno es la blandura con que parece afrontar el estremecedor reto del fanatismo islámico.

Y por si faltaba algo, ha llegado el ébola y con el virus, el pánico y la enfermiza necesidad de la gente de echarle la culpa a alguien.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído