Brittany Maynard, de 29 años, que se quitará la vida el 1 de noviembre, visitó el Gran Cañón del Colorado

El último paseo de la mujer que ha decidido suicidarse por padecer cáncer

"Los dolores de cabeza y en el cuello han empeorado, y tras la visita he sufrido el peor ataque epiléptico"

Ver el Gran Cañón era el último deseo que quedaba en la lista de Brittany Maynard, de 29 años, antes de cometer el suicidio asistido que tiene previsto para el 1 de noviembre de este 2014.

La semana pasada viajó junto a su pareja y sus padres a visitar este emblemático lugar de los Estados Unidos.

«El cañón fue asombrosamente maravilloso. Pude disfrutar de las dos cosas que más deseo, mi familia y la naturaleza»,

asegura Brittany en su web, donde también agradece a las personas que la han ayudado a realizar el viaje.

Sin embargo, la visita al Gran Cañón le ha afectado a su salud. «Tristemente, es imposible olvidar el cáncer. Los dolores de cabeza y en el cuello han empeorado, y tras la visita he sufrido el peor ataque epiléptico hasta ahora», comenta la enferma.

El pasado mes de enero, tras haberse casado, a Brittany le diagnosticaron un tumor cerebral agresivo. Aunque al principio los médicos le dieron entre tres y 10 años de vida, finalmente el tiempo se redujo a seis meses.

Fue entonces cuando la joven decidió mudarse de California a Oregón, ya que esta región es uno de los cinco estados que permite los suicidios asistidos, y en Oregón desde el año 1997.

Desde entonces ha estado cumpliendo los últimos sueños que quería vivir, sobre todo viajes, como ir hasta el parque nacional de Yellowstone junto a su marido o ir junto a una amiga a Alaska, donde navegó entre glaciares.

Una de las cosas que Brittany Maynard no se olvida de publicar en su blog es el apoyar a aquellas personas que deseen morir con dignidad, programando su suicidio asistido. Un tema que ha levantado polémica en Estados Unidos sobre la eutanasia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído