Los empleados: "Lo escuchábamos gritar, pero no sabíamos dónde estaba"

[Vídeo] El ladrón se queda atrapado tres días entre las paredes de una tienda chillando como un loco

Paul Felyk intentó escribir mensajes de socorro y pasarlos al exterior...sin éxito

Paul Felyk estaba en libertad condicional y no se le ocurrió mejor idea que robar en una tienda de Colorado, EEUU, aunque casi no lo cuenta.

Y es que tras colarse por un tubo de ventilación del techo, se quedó atrapado durante tres largos días en el establecimiento de ropa ‘Marshalls’, espacio de tiempo en el que los pasmados empleados del local le escuchaban pedir desgarradores gritos de socorro, aunque no sabían qué hacer:

Lo escuchábamos, pero no sabíamos dónde estaba».

Las autoridades de Longmont, escenario del suceso, aseguran que el pobre hombre

«escribió notas pidiendo socorro y terminó pidiendo ayuda a gritos».

Al final fueron avisados los bomberos, quienes utilizaron una sierra circular para abrir un boquete en uno de los muros desde el exterior.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído