Taladros eléctricos, asfixia con agua... todo valía con los prisioneros de Al Qaeda

¡Top Secret! La lista de las torturas de la CIA: de las cadenas a las amenazas sexuales con el palo de una escoba

El informe del Comité de Inteligencia del Senado de EEUU segura que los agentes actuaron de una manera "más brutal" de lo que indicaron a los legisladores

El Comité de Inteligencia del Senado estadounidense ha hecho público este martes 9 de diciembre de 2014 un informe donde se recogen las brutales técnicas de interrogatorio de la CIA a miembros o sospechosos de pertenecer a Al Qaeda, y que fueron retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Se reconoce, tras haber admitido recientemente Obama tales prácticas, -ver vídeo-

que los agentes actuaron de una manera «más brutal» de lo que indicaron a los legisladores y a los estadounidenses y que, además, sus métodos no fueron efectivos y nunca aportaron información que llevara a evitar una «amenaza terrorista inminente».

CINCO AÑOS DE INVESTIGACIONES

El informe, publicado tras cinco años de recopilación de documentos e investigaciones, aborda el uso de controvertidos métodos de interrogatorio: 

-Se obligó a los sospechosos de ser miembros de Al Qaeda a estar despiertos hasta 180 horas, generalmente de pie o en posiciones incómodas y dolorosas. A veces incluso tenían las manos esposadas por encima de sus cabezas.

– Muchos fueron sometidos a ahogamiento simulado o ‘waterboarding’ hasta vomitar.

– Al menos cinco detenidos fueron sometidos a alimentación vía rectal o hidratación rectal.

– Un detenido parcialmente desnudo y encadenado al suelo murió de hipotermia.

– Al menos uno de los sospechosos fue sexualmente amenazado con el palo de una escoba.

– Otra persona fue amenazada durante su interrogatorio con un taladro eléctrico.

– Numerosos detenidos fueron privados de sueño.

Agentes de la CIA también amenazaron al menos a tres detenidos con hacer daño a sus familias, incluyendo a los hijos de un detenido y amenazando con abusar sexualmente de la madre de otro, y ‘rajarle la garganta a su madre‘», detalla el texto.

El informe del Senado describe asimismo las prácticas de asfixia simulada practicadas al reconocido como cerebro del 11-S, Khalid Shaikh Mohammed, así como a otros detenidos, definidos como «series de ahogamientos» que en muchas ocasiones les producían vómitos. No faltaron tampoco las palizas.

FOBIAS

La CIA, incluso, también colocaba a los supuestos terroristas en pequeñas cajas en las que a veces introducía determinados elementos para explotar sus fobias.

Los detenidos, además, eran obligados a estar desnudos en varios momentos y como parte de distintas técnicas de interrogatorio, pero el informe destaca la práctica de obligarles a pasear sin ninguna prenda por un corredor delante de los demás reclusos.

La senadora demócrata Dianne Feinstein, presidenta del Comité, presentó ante el pleno de la Cámara Alta el estudio. Feinstein dijo que «nunca hubiera sido un buen momento para publicarlo», dado su contenido y la inestabilidad internacional en zonas como Oriente Medio, pero insistió en la necesidad de que sea utilizado «para restablecer los valores del país».

La legisladora, que ha dirigido la redacción del texto, explicó que «ningún agente de la CIA, ni directores de la CIA» informaron al entonces presidente de EE UU, George W. Bush, sobre las técnicas que estaban realmente llevando a cabo.

El informe apunta que altos cargos, entre ellos los exdirectores de la CIA George Tenet, Porter Goss y Michael Hayden, exageraron varias veces el valor del programa de interrogatorios en las sesiones informativas secretas celebradas tanto en la Casa Blanca como en el Congreso, además de en discursos públicos.

Igualmente, se documentan decenas de casos en los que cargos de la CIA presuntamente engañaron a sus superiores e incluso a sus compañeros sobre cómo se gestionaba el programa y lo que había logrado.

En un caso, un memorándum interno de la CIA transmite instrucciones de la Casa Blanca para que se mantenga el secreto el programa al entonces secretario de Estado, Colin Powell, según el ‘Washington Post’.

También queda desmontado el argumento de que estas técnicas de interrogatorio, a las que el presidente Barack Obama no ha dudado en calificar de tortura, no aportaron información fundamental que permitiera localizar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, al contrario de lo que asegura la CIA.

Por otra parte, por primera vez se ofrece un listado completo de los 119 prisioneros bajo custodia de la CIA y se indica que al menos 26 de ellos fueron detenidos por errores de identidad o por mala información de Inteligencia.

Las conclusiones del informe «dejan claro cómo este programa era moral, legal y administrativamente un error», agregó la senadora.

No obstante, Feinstein defendió el papel de la agencia de inteligencia en su conjunto y apuntó a «unos pocos» encargados de ejecutar el brutal programa de interrogatorios, que no dudó de calificar como un ejemplo de «tortura».

Reacción de Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha alegado que «ningún país es perfecto» en respuesta al informe que se ha publicado este martes sobre «el preocupante programa» de interrogatorios de la CIA.

Mientras, los congresistas republicanos han insistido en que el programa de interrogatorios de la CIA sirvieron para capturar a varios terroristas.

Respuesta de la CIA

Por último, el director de la CIA, John Brennan, dijo que la información extraída con las torturas efectuadas a sospechosos de terrorismo por esa agencia de inteligencia la década pasada fue «crucial» para entender a Al Qaeda y sigue siendo útil en la actualidad para sus esfuerzos contra el terrorismo.

La agencia defendió que, a pesar de que cometió «errores» en su aplicación del programa, éste produjo información útil, incluido en el esfuerzo para encontrar a Osama bin Laden.

«La inteligencia obtenida en el programa fue crucial para nuestro entendimiento de Al Qaeda y sigue aportando información para nuestros esfuerzos contra el terrorismo a día de hoy»,

afirmó Brennan en un comunicado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído