Se drogaba a escondidas en la cárcel y se escondía los instrumentos en su cuerpo

La reclusa que ha muerto tras serle encontrada una pipa de crack y un bote de pastillas en la vagina

Dio positivo en anfetaminas, heroína y marihuana

Los agentes encontraron restos de cocaína en la habitación del hospital donde se encontraba

Una mujer de 31 años, April Rollison, ha muerto tras extraerle del interior de su vagina una pipa con restos de crack y un bote lleno de drogas. Rollinson, presa en la cárcel de Polk, Florida, fue detenida por consumir drogas y traficar con ellas.

April Rollison, presa de 31, fue detenida el pasado 16 de diciembre en Florida por tráfico y consumo de dorgas. Ya en la cárcel, conseguía drogas y las consumía a escondidas de los guardias.

Hace unos días, estando en su celda, empezó a encontrarse mal, por lo que la trasladaron al Centro Médico Regional Bartow. Le realizaron una exploración del cuerpo, y fue cuando los médicos encontraron algo increíble dentro de su cuerpo.

La mujer tenía escondida una pipa con restos de crack y un bote lleno de pastillas dentro de la vagina. Con esto era con lo que conseguía drogarse dentro de la cárcel -cuando los policías la dejaban sola en el baño-.

Tras extraerle estos instrumentos de la vagina, la joven a fallecido.

«April ha sido consumidora de drogas durante 20 años», ha confirmado la familia al diario.

POSITIVO

Así, tras realizarle la autopsia al cuerpo dio positivo en anfetamintas, heroína y marihuana, lo que confirmó las sospechas de que seguía drogándose, según informa ‘The Mirror‘.

Además, los agentes encontraron restos de cocaína en la habitación del hospital donde se encontraba April.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído