El multimillonario adelanta incluso a Jeb Bush

Donald Trump, el ‘bocachancla’, se alza lider en las encuestas en las primarias republicadas

La disparatada campaña del empresario atrapa a los candidatos en un torbellino mediático que nada tiene que ver con la política

Incluso un hombre fuerte del establishment republicano como Jeb Bush, con 114 millones de dólares en los cofres de su campaña, necesita atacar a Trump para sacar un titular estos días

El Partido Republicano se ha rendido al fenómeno Donald Trump. Incapaces de competir con la atención mediática que despierta el empresario gracias a una verborrea incontrolable, los otros 15 candidatos luchan por respirar.

Incluso un hombre fuerte del establishment republicano como Jeb Bush, con 114 millones de dólares en los cofres de su campaña, necesita atacar a Trump para sacar un titular estos días.

Lo que empezó como una broma a la que nadie dio importancia es hoy un torbellino alrededor del que gira el Partido Republicano.

El magnate y candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump vendría a ser lo que se conoce popularmente en España como un ‘bocachancla’.

Apenas hay una declaración suya que no acapare los medios de comunicación en EEUU. Y no, precisamente, por su ingenio o sentido del humor, sino por su carácter radical, siempre polémico.

Nada más lanzar su campaña empezó la ‘fiesta’. Trump acusó a los inmigrantes mexicanos de ser «traficantes de droga, criminales y violadores» y abogó por crear un muro en «algunas partes» de la extensa frontera entre Estados Unidos y México. «Un muro en la frontera nos ahorraría muchísimo dinero. Tenemos que levantar un muro», afirmó.

Pese a que los ataques a la inmigración se han convertido en el principal leit motiv de su campaña, Trump dispara contra todos y contra todo. En un acto público de la semana pasada cargó con el senador Lindsey Graham, al que tildó de «idiota» y del que ofreció su número de teléfono particular para que la gente pudiera llamarle.

El magnate inmobiliario, un neoyorkino de 69 años que presume de ser inmensamente rico (lo es: su fortuna asciende a 4.100 millones de dólares según Forbes y figura en el puesto 405 de los hombres más ricos del mundo), es uno de los principales favoritos de entre los 16 candidatos en la carrera por la nominación republicana para las elecciones presidenciales del 2016.

Sus comentarios preocupan a líderes del partido, quienes temen que su verborrea pueda alejar a los votantes moderados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído